3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 30 de julio de 2016, 01:00

Los terroristas humillan a la familia del menor y lo juzgan

A través de un comunicado, que la familia Franz debía de leer en conferencia de prensa, el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) informó que se tomó la atribución de juzgar a un adolescente de 17 años, el último secuestrado por la banda, Franz Wiebe Boschman, por violar las “leyes revolucionarias que prohíben la deforestación, el cultivo de soja y maíz transgénico”. La familia fue obligada a leer el material como una forma de humillación y sometimiento a la “justicia revolucionaria”.

Los terroristas llenaron un espacio en blanco con el nombre del secuestrado, lo que refleja que es un comunicado pre-elaborado.

En el diletante escrito la banda armada se da el tupé de calificar de oligarca a un niño, que es el mayor de cinco hermanos de una familia humilde cuyos padres, Abrahán Wiebe y Katharina Boschman, ya se habían declarado insolventes e informaron que solo tenían ahorrados 5 millones de guaraníes, pero el EPP les exige 700.000 dólares para liberarlo.

Supuestamente la familia tenía un plazo para leer el comunicado y el plazo vencía ayer. El texto fue leído por un vecino de los Wiebe, puesto que el padre de la víctima no saber leer en español.

Incluso el padre de Franz ofreció verduras y la producción de un pequeño tambo a los secuestradores para que liberen a su hijo, esto fue luego de la lectura del comunicado ante el medio que estuvo presente.

La historia de los Wiebe es de mucho sacrificio, tanto así que el padre confesó que como él no tenía suficiente trabajo para recaudar para la manutención de su familia, el niño hoy secuestrado tuvo que ir a trabajar para la familia Peters, propietario de la estancia La Yeya, ubicado en la Colonia Río Verde de Santa Rosa del Aguaray.

CONDENA. El escrito epepista menciona que el encargado de determinar la “retención” del adolescente menonita fue el “ Tribunal Revolucionario y Popular a cargo del juez Ramiro Riquelme”.

Los agentes de inteligencia del DASP (Departamento Antisecuestro de Personas) de la Policía están investigando para determinar quién de los terroristas recibe el alias de Ramiro Riquelme.

Es la primera vez que con una misiva esta organización criminal da a conocer un supuesto juzgado rebelde, y que los secuestros son solo órdenes.

En el texto seguidamente agrega que el adolescente Franz Wiebe Boschman podrá recuperar la libertad luego de que su familia pague una multa. Esa “multa” de la que habla el comunicado del EPP es de 700.000 dólares.

El resto del comunicado es repetitivo con el conocido discurso de la banda y su prohibición de deforestación y producción de transgénicos.

Añaden además que las tierras que hoy están siendo explotadas por los sojeros les sean devueltas a sus verdaderos dueños, que según el EPP son los campesinos e indígenas, quienes aseguran que fueron históricamente despreciados y explotados por los ricos.

La despedida es con un “Viva la lucha de los podres”, aunque ellos tienen a un humilde niño en cautiverio.