16 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 23 de abril de 2017, 01:00

Los talibanes provocan carnicería en base afgana

Más de un centenar de personas murieron o resultaron heridas en el ataque de un comando talibán contra una base militar en el norte de Afganistán durante la hora de la oración del viernes. Según balances no definitivos, la mayoría de las víctimas son jóvenes reclutas.

En un comunicado este sábado por la mañana, el Ministerio de Defensa habla de “al menos 100 soldados muertos y heridos”, dando así el primer balance desde que finalizara el ataque cometido el viernes por la noche, durante cinco horas, por una decena de hombres armados.

Pero un oficial que se hallaba en el interior de la base atacada, la del 209º cuerpo del ejército, en las afueras de Mazar-e-Sharif, dijo a la AFP que “hubo 150 muertos y decenas de heridos”.

Si este balance se confirmara, sería el ataque más mortífero en Afganistán contra civiles o militares.

“Hace tres meses mandé a mi hijo al servicio militar, no lo volví a ver desde entonces. Hoy me devuelven su cadáver”, explicó un padre.

En el hospital de Mazar-e-Sharif los supervivientes se interrogaban cómo el comando pudo eludir los controles e ingresar en la base con sus armas, planteándose preguntas sobre eventuales complicidades internas.

“Hay una investigación en curso, y el balance podría cambiar. Cuando termine, compartiremos más detalles con el resto de la nación”, anunció el Ministerio de Defensa.

En los últimos atentados –entre ellos, contra el principal hospital militar, en Kabul– las autoridades han sido acusadas de falta de transparencia y de minimizar los balances.

“Estoy en el interior de la base y pienso que 150 soldados murieron y decenas están heridos. Se trataba de jóvenes reclutados para entrenarse, llegados de las provincias de Badajshán y de Tajar”, dijo un oficial que requirió el anonimato.

“Eran 10”, confirmó a la AFP el oficial contactado en la base. “Llegaron a bordo de Humvees y de camiones del ejército afgano y estaban vestidos con uniformes militares”, agregó.