8 de diciembre
Jueves
Lluvioso
21°
25°
Viernes
Tormentas
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
miércoles 14 de septiembre de 2016, 02:00

Los socios fundadores decidieron compartir presidencia del Mercosur

Los cuatro fundadores del Mercado Común del Sur decidieron compartir la presidencia del grupo y dar plazo a Venezuela hasta el 1 de diciembre para que cumpla los requisitos para convertirse en miembro pleno o será suspendido, dijo el martes a Reuters un funcionario de alto rango con conocimiento del tema.

La decisión es una solución temporal a la falta de una presidencia pro témpore en el grupo, en el que Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay tienen opiniones dividas sobre si Venezuela debería asumir el liderazgo rotativo por un periodo de seis meses.

Si en los próximos tres meses Venezuela no concluye el proceso de aprobar unas 300 normativas del Mercosur y de adecuar su legislación a 30 tratados internacionales adheridos por todos los miembros plenos del bloque sudamericano, la República Bolivariana quedará cesante en su condición de miembro pleno, según una resolución conjunta firmada ayer por representantes de los cuatro miembros fundadores del bloque regional, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Este mecanismo echó a andar ayer, precipitado por el anuncio que realizó el lunes el canciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa en el Consejo de Ministros de su país, de que los países de la región impulsan una resolución para que Venezuela cumpla con la normativa del Mercosur, y que si no lo hace, en diciembre perdería su condición de miembro pleno.

El documento fue emitido ayer como una declaración conjunta, donde dan plazo a Venezuela hasta el 1 de diciembre de 2016, a fin de que dé cumplimiento a las obligaciones asumidas en su Protocolo de Adhesión al Mercosur. Este es un plazo extraordinario, ya que el tiempo culminó recientemente.

En el documento se hace constar la no objeción de ninguno de los Estados Partes, lo que permitió el consenso para la declaración conjunta.

Venezuela se autoproclamó la presidencia pro témpore del Mercosur, pese a la oposición de Argentina, Brasil y Paraguay, que consideran que en estos momentos, la República Bolivariana no reúne las credenciales democráticas, por la persecución a los políticos opositores y la violación de los derechos humanos en ese país.

Uruguay había ejercido hasta entonces la presidencia semestral y al concluir su mandato, se limitó a comunicar que este había finalizado.

Por rotación alfabética, correspondía que asumiera Venezuela, pero los otros socios del Mercosur rechazaron que se le transfiera la presidencia temporal y consideran que esta se encuentra vacante.

“La abstención no anula el consenso. Significa que ninguno desaprueba, y que el que se abstiene deja la decisión en manos de los demás”, explicó Gauto sobre la nueva postura.