3 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 25 de septiembre de 2016, 04:29

Los serbobosnios votan en un polémico referéndum, prohibido por Sarajevo

Banja Luka (Bosnia-Herzegovina), 25 sep (EFE).- El ente serbio de Bosnia celebra hoy un controvertido referéndum sobre su día nacional, que ha generado nuevas tensiones en el país balcánico y profundizado las divisiones políticas.

La consulta ha sido convocada por la República Serbia de Bosnia que, junto al ente común de musulmanes y croatas, forma desde 1995 el Estado de Bosnia-Herzegovina.

Unos 1,2 millones de habitantes de la entidad serbobosnia con derecho a voto están llamados a las urnas para determinar si quieren mantener el 9 de enero como su Día Nacional, contra la sentencia del Tribunal Constitucional de Bosnia.

Los votantes pueden depositar sus papeletas durante doce horas a partir de las 5.00 GMT en cerca de 1.900 colegios electorales.

Los líderes de los musulmanes que viven en el ente serbio han pedido a los miembros de su colectivo no participar en la votación y considerar el día de hoy "como cualquier otro día otoñal".

El 9 de enero de 1992 se proclamó la República Serbia de Bosnia como parte de la entonces Federación de Yugoslavia, de la que el resto de la población bosnia quería separarse.

El pasado noviembre, el Tribunal Constitucional de Bosnia-Herzegovina dictó que esa fecha, que es también una fiesta del cristianismo ortodoxo, discriminaba los derechos de los bosnios no serbios, es decir croatas (católicos) y musulmanes.

Sin embargo, las autoridades serbobosnias convocaron el referéndum, desafiando a la Corte, que prohibió la celebración de la consulta la semana pasada.

Los líderes musulmanes, por otro lado, temen que el referéndum pueda sentar un precedente para posibles consultas futuras sobre una secesión.

El Parlamento serbobosnio, no obstante, aseguró que después de la consulta debatirá enmiendas legales para eliminar los elementos ofensivos para otros pueblos.

Más de 20 años después de una guerra civil, que enfrentó a musulmanes, serbios y croatas y que causó unas 100.000 víctimas, las instituciones de poder centrales no se han consolidado y se ha hecho caso omiso de decenas de veredictos del Tribunal Constitucional.

La Unión Europea (UE), en la que Bosnia quiere ingresar, una aspiración que comparten todos sus líderes, ha advertido contra la celebración del referéndum y ha pedido un diálogo constructivo.

La consulta se celebra una semana antes de las elecciones municipales en Bosnia, el 2 de octubre.

Muchos analistas consideran que las nuevas tensiones son parte de los juegos de los políticos que con la retórica nacionalista intentan elevar su popularidad entre la gente, cada vez más descontenta por la mala situación económica y falta de empleo.