7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
viernes 22 de julio de 2016, 01:00

Los secuestrados recuperan su libertad al lograr desatarse de árbol y escapar

Por Justiniano Riveros y Redacción ÚH

El ganadero José Rómulo Rojas (45) y el capataz Modesto Alfonso (48) quedaron libres ayer, cerca de las 17.30, tras escapar de sus captores. Habían sido secuestrados el miércoles por un grupo vestido con uniforme militar, y que según las autoridades no son ni el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) ni la Agrupación Campesina Armada (ACA).

El fiscal antisecuestro Carlomagno Alvarenga indicó que no hubo pago de rescate y dijo que el pedido de rescate fue de G. 750 millones.

FUGADOS. El primer contacto de los secuestradores con los familiares del hacendado fue el miércoles. El mismo Rómulo Rojas habló y solicitó el dinero. Desde ahí se dieron varias otras comunicaciones vía teléfono celular.

Gracias a esto los técnicos lograron tener una aproximación de la zona de donde se hacían las comunicaciones y la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) empezó a realizar sobrevuelos en el monte provocando el susto de los delincuentes, según la versión oficial. “Esto posibilitó en un momento dado que los secuestradores se hayan apartado. Se apartaron del lugar donde estaban las víctimas. Ellos (secuestrados) fueron atados a un árbol, maniatados, pasaron toda la noche en ese sitio, y ellos pudieron sacarse las ataduras y fugarse del lugar. No es que fueron liberados o largados por sus secuestradores”, indicó Alvarenga. Agregó que dos estaban apartados en la negociación y dos quedaron como seguridad de Rojas y Alfonso.

En principio el ministro del Interior, Francisco De Vargas había señalado a los medios que se dio una liberación por el asedio de la FTC.

Secuestro. El establecimiento de Rojas está ubicado a unos 20 Km de Jhuguá Ñandú, y cría menos de 2 mil cabezas, animales menores como ovejas, cabras y aves.

Cerca de las 21.00 del martes llegaron a Santa Catalina los secuestradores y obligaron a un trabajador a llamar a Rojas y decirle que sus toritos estaban enfermos y que urgía su presencia al día siguiente.

Cuando Rojas y Alfonso llegaron cerca de las 10.00 del miércoles a la estancia ya fueron interceptados y llevados a caballo al monte. Se fugaron ayer a las tardecita en la estancia Agüerito.

En cuanto a los responsables, el jefe del Departamento Antisecuestro de Personas, comisario Gilberto Fleitas, descartó que sean del EPP o de la ACA. Destacó que de inmediato se apunta hacia un nuevo grupo criminal de la zona, cuyos miembros, en parte, fueron identificados. Remarcó que el mismo grupo ya habría cometido otros asaltos en la zona de Paso Barreto.

Al ser consultado sobre la presunta participación de Alejandro Ramos Morel en el plagio, su respuesta fue: “Esa información no estamos manejando. Estamos inclinándonos hacía un grupo de criminales de la zona independiente al EPP”. Aunque es importante destacar que Ramos ya fue expulsado del EPP en enero del 2015. Otras fuentes de la Policía señalan que efectivamente Ramos participó de este plagio junto a “los hermanos Echagüe”. Fleitas, sobre los hermanos Echagüe, solo se disculpó en no dar detalles.