18 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
20°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
10°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 11 de mayo de 2017, 01:15

Los Rockets buscarán llegar al séptimo partido y los Spurs acabar la serie

Houston (EE.UU.), 10 may (EFE).- Los Rockets de Houston se tomaron la jornada del miércoles de descanso antes de enfrentarse al jueves a los Spurs de San Antonio en el sexto partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Oeste que encabeza el segundo equipo tejano por 3-2 al mejor de siete.

Una victoria es lo único que les vale a los Rockets si quieren seguir en la competición después que perdiesen el quinto partido en la prórroga por 110-107 con varias jugadas polémicas y perdidas de balón del escolta James Harden, que pudo haber sido el héroe del equipo de haber conseguido los tantos decisivos.

"Ahora ya no hay que pensar en el quinto partido sino en el sexto y tener la confianza como equipo que vamos a luchar por alcanzar la victoria", declaró Harden al valorar las opciones que puede tener el equipo de cara al sexto partido que se jugará en el Toyota Center de Houston. "Es nuestro campo y vamos a intentar aprovechar esa ventaja".

Harden, que logró un triple doble en el quinto partido (33 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias), reconoció que debería tener más control del balón después de haberlo perdido nueve veces.

"Cierto que no tuve mi mejor control del balón, especialmente en la segunda parte en los momentos decisivos, pero estoy seguro que todo va a cambiar en el próximo partido", valoró Harden. "No es el momento de buscar responsables sino de trabajar de cara al sexto partido".

El mismo sentir mostró el entrenador de los Rockets, Mike D'Antoni, que recibió críticas por no haber utilizado nada más que siete jugadores durante todo el partido, incluida la prórroga.

"La lesión de Nené Hilario fue un golpe muy duro para nuestro banquillo porque era un jugador que nos aportaba una ayuda dentro y fuera de la pintura de gran valor y consistencia", valoró D'Antoni. "Tratamos de dosificar al máximo a los jugadores, pero al final no teníamos más opción que sacar a los que jugaron".

El entrenador de los Rockets es consciente que toda la presión está sobre su equipo, dado que necesita la victoria si quiere seguir en la competición, pero los Spurs saben también que llegar a un séptimo partido no es la mejor opción que tienen.

"Creo que no será nada fácil para ninguno de los dos equipos", valoró D'Antoni. "Ambos sentiremos la presión y el ganador será el que mejor la controle y el que al final también consiga el mayor número de puntos".

En ese sentido los Rockets esperan volver a tener la mejor inspiración en los tiros desde fuera del perímetro y sobre todo en el control del balón, las 15 perdidas por siete de los Spurs hicieron la diferencia.

Mientras los Spurs, con la tranquilidad que el alero estrella Kawhi Leonard aunque no esté al ciento por ciento si podrá jugar tras recuperarse del ligero esguince que sufrió en el tobillo izquierdo, saben que con su presencia tienen más opciones de conseguir la victoria.

"No podemos ser el mismo equipo competitivo si nos faltan Tony Paker y Kawhi Leonard, eso es algo evidente", admitió el entrenador de los Rockets, Gregg Popovich. "Logramos una importante victoria en el quinto partido, pero ahora eso ya no cuenta porque necesitamos otra más para asegurar la clasificación".

Popovich reiteró que ante el duelo de mañana, el equipo debe jugar su mejor baloncesto si quieren superar a un rival que ha demostrado por méritos en el campo que también podría estar por delante en la eliminatoria.

"Los Rockets son un equipo muy complicado, difícil, su ritmo y velocidad es fácil de controlar y por lo tanto debemos salir al campo en las mejores de las condiciones si queremos optar al triunfo y evitar el séptimo partido".

Tanto el veterano pívot español Pau Gasol como el escolta argentino Manu Ginóbili dijeron la única mentalidad que el equipo debe sacar al campo es la de pensar que no hay mañana, que el sexto partido es como el séptimo de la eliminatoria.

"No debemos tener la tranquilidad que podemos afrontar una derrota, si no todo lo contrario que nos jugamos la clasificación y por lo tanto debemos entregarnos por completo en el campo", subrayó Ginóbil, que fue decisivo en el quinto tapón con el tapón que impidió que Harden intentase un triple que pudo forzar la segunda prórroga.