10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 12 de noviembre de 2016, 01:00

Los propios aliados de Lugo creen que no puede volver a candidatarse

Dentro del bloque de sus propios aliados en el Senado, Fernando Lugo no tiene el visto bueno para una eventual inscripción de su candidatura presidencial en el 2018.

De hecho existe una fuerte pulseada entre todos los sectores y el panorama se encuentra aún difuso y adverso para las pretensiones del ex mandatario y actual senador.

El ex obispo considera que no tiene impedimento para buscar una reelección, y en conferencia de prensa días pasados había insistido en que se deje en manos de la Corte Suprema de Justicia.

Sin embargo, varios de sus aliados consideran que constitucionalmente Lugo está inhabilitado para volver a competir por el cargo presidencial.

A este hecho se suma una acción planteada por los colorados, quienes lo acusan de publicidad engañosa, ya que consideran que está haciendo campaña política.

El senador de la disidencia colorada Arnoldo Wiens dio por sentada la postura del movimiento Colorado Añetete, liderado por Mario Abdo Benítez, quien aspira a la silla presidencial en el 2018.

“Aclaro que para el movimiento Colorado Añetete ni el actual presidente (Horacio Cartes) ni ninguno de los ex presidentes que estén con vida pueden ser reelectos hasta que no se modifique la Constitución Nacional”, sentenció.

Su colega del Partido Democrático Progresista (PDP) Desirée Masi también se mostró tajante en ese sentido.

“Para nosotros la Constitución Nacional es clara. En ningún caso dice y no existe excepción aunque haya sido destituido o algún presidente renuncie antes”, refirió, alegando que eso es lo que supuestamente Cartes quiere hacer, la renuncia.

Ni enmienda ni reforma. En el Senado y recientemente en Diputados ya se cerró la posibilidad de llevar adelante una reelección vía enmienda.

Justamente para frustrar las pretensiones del actual mandatario, los senadores de la disidencia y sus aliados habían madrugado con un proyecto de enmienda que se rechazó el 25 de agosto.

Cabe recordar que Lugo también estuvo presente en esa sesión, pero se ausentaron los demás legisladores del Frente Guasu, quienes pretendían que por esa vía el ex obispo pueda entrar en carrera.

Posteriormente, tras la confirmación de una convención colorada, corrió la fuerte versión de que se daría un mandato a los diputados y senadores colorados para que acompañen la reelección presidencial de Cartes.

Esto finalmente se concretó, por lo que en Diputados se enterró definitivamente la enmienda y se sigue hablando de una eventual reforma.

Hay coincidencias en que los plazos ya no cerrarán, y además hay una amplia mayoría en la Cámara Alta que no está dispuesta a apoyar.

Lugo había alegado que tenía cuatro opciones, citando quedarse en su casa; presentarse como candidato a gobernador en Encarnación; volver al Senado o ir a Diputados, y también la posibilidad de ir por la presidencia, insistiendo en que estaba habilitado.