29 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
martes 15 de noviembre de 2016, 13:30

Los presidentes Ecuador y China presenciarán la inauguración de la central hidroeléctrica

Quito, 15 nov (EFE).- Los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y de China, Xi Jinping, presenciarán el próximo viernes, desde Quito, la inauguración de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, en la que se invirtieron más de 2.200 millones de dólares, financiados por ambas naciones, se informó hoy.

El ministro de Electricidad y Energía Renovable, Esteban Albornoz, indicó Correa y Xi se reunirán en la sede del Sistema Integrado de Seguridad (ECU 911), para presenciar desde allí la inauguración de la operación completa de la central, situada en una zona amazónica del país andino.

En una rueda de prensa, Albornoz recordó que la central hidroeléctrica aprovecha las "aguas del río Coca, un poco antes de que se junten los ríos Salado y Quijos, a través de un túnel de 25 kilómetros, el más grande que se ha construido en el país y en el Pacífico sur".

Detalló que, posteriormente, se llega a un embalse y se aprovecha una caída de 620 metros para, con esa fuerza, mover las ocho turbinas de la central, considerada como una de las obras emblemáticas de la administración de Correa, en el poder desde 2006.

El ministro señaló que la central que inaugurarán el próximo viernes, "tiene la capacidad de satisfacer la demanda de todos los hogares ecuatorianos".

Detalló que en Ecuador existe la demanda residencial, industrial y comercial, y "Coca Codo Sinclair, por sí sólo representa el 30 por ciento de la energía eléctrica que necesita el país", subrayó.

Agregó que la central, de 1.500 megawatios, y cuya construcción tomó unos seis años, "genera un ahorro de más de 600 millones de dólares al año" pues desplaza la generación térmica que utilizaba combustibles importados.

"Coca Codo Sinclair cambia la historia eléctrica del país", comento al señalar que en 2006-2007, "apenas el 45 por ciento" de la energía que se consumía en el país era hidroelectricidad pese al potencial hídrico de la nación, que en los últimos años le ha apostado a ese tipo de generación de energía.

Indico que el costo de la hidroeléctrica, sin impuesto al valor añadido (IVA), ascendió a 2.245 millones de dólares (la mayor parte con financiación del Eximbank de China y el resto de parte del Gobierno ecuatoriano), y apuntó que fue fiscalizada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de México, y consultoras locales.

"Además, habíamos contratado expertos de todo el mundo, vinieron expertos de Suiza, de Alemania, para revisar cómo avanzaba el proyecto", agregó al indicar que los delegados de la empresa fiscalizadora mexicana estuvieron permanentemente en Ecuador.

El ministro, que anunció que hoy renunciará a su cargo para participar como candidato a la Asamblea Nacional en los comicios de febrero próximo, apuntó que Ecuador, que era importador de energía, se ha convertido en los últimos años en exportador de energía a países como Colombia y Perú.