4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 18 de noviembre de 2016, 14:36

Los presidentes de China y Ecuador inauguran la mayor hidroeléctrica del país andino

Quito, 18 nov (EFE).- Los presidentes de China, Xi Jinping, y Ecuador, Rafael Correa, inauguraron hoy en Quito tres nuevos proyectos de cooperación, entre ellos la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, la infraestructura más grande en su tipo del país andino.

Con una inversión de 2.245 millones de dólares, 1.682 de ellos financiados con un crédito del Eximbank chino, la central, de 1.500 megavatios, suministrará el 30 por ciento de la energía eléctrica que necesita el país, indicó Correa durante el acto inaugural.

Correa y Xi, desde la sede del Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, en Quito, oprimieron botones sincronizados con los de la central en la Amazonía, que pusieron en marcha las ocho turbinas de la planta, situada en la confluencia de las provincias de Napo y Sucumbíos.

Desde la central, en un acto transmitido por videoconferencia, el vicepresidente ecuatoriano, Jorge Glas, indicó que esta obra será fundamental para el cambio de matriz energética y productiva en el que está implicado Ecuador, que busca avanzar hacia un modelo menos dependiente del petróleo y orientado a la generación de productos con valor añadido y a la economía del conocimiento.

Al entrar en funcionamiento la instalación, Glas explicó que el sistema comenzó a entregar 1.035 megawatios de electricidad, un nivel que ascenderá a medida que aumente la demanda y destacó que se trata de energía renovable, no contaminante y "para el desarrollo".

Además, "más de 240 megavatios están llegando en este momento a Colombia", señaló el vicepresidente al subrayar la condición de exportador de energía eléctrica de Ecuador, que se extenderá "muy pronto a toda la región, a toda América Latina".

En el mismo acto, los mandatarios dieron inicio a la construcción del nuevo hospital Napoleón Dávila, en la provincia de Manabí (noroeste), que se derrumbó a causa del terremoto ocurrido en la zonas de la costa norte del país en abril pasado.

El hospital, que contará con 120 camas, cinco quirófanos, 16 consultorios y dará servicio a unos 300.000 habitantes, supone una inversión de cerca de 55 millones de dólares cuya financiación corre a cargo del Gobierno de China, por medio de la empresa CAMC, según el Ministerio de Salud Pública.

Los mandatarios también desvelaron durante el acto una placa que testimonia la donación, por parte de China, de un laboratorio de investigación y desarrollo para el Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, donde tuvieron lugar los actos.