3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 24 de septiembre de 2016, 06:54

Los países de los Balcanes buscan cerrar definitivamente el paso a refugiados

Viena, 24 sep (EFE).- Los países de la ruta de los Balcanes que decenas de miles de refugiados usaron el año pasado para llegar a Europa se reúnen hoy en Viena para asegurar que el tránsito por esta vía ha quedado cerrado y que hay pleno control sobre las fronteras.

"Tenemos que confirmar políticamente y en la práctica que la ruta de los Balcanes occidentales para la emigración irregular está cerrada para siempre", afirmó a su llegada a la reunión el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Tusk indicó que en el encuentro de hoy iban a discutir cómo aumentar la eficacia de las acciones para lograr ese objetivo.

Para ello, destacó, es esencial que haya "una estrecha colaboración" entre todos los países.

El ex primer ministro polaco insistió en la necesidad de proteger las fronteras como un elemento esencial para afrontar la crisis de los refugiados.

Afirmó que desde que comenzó la oleada de refugiados en el verano de 2015 siempre ha considerado que un elemento esencial es "recuperar el control efectivo de las fronteras de la Unión Europea".

Un discurso más suave tuvo el comisario de Emigración, Dimitris Avramopoulos, quien al tema de la seguridad unió el de la solidaridad y la responsabilidad moral.

"La solidaridad y dignidad son valores y principios básicos", dijo el comisario griego.

Recordó que son principios no sólo morales, sino también legales, y que su aplicación no puede ser "a la carta".

Por eso, confió en que tras la cumbre de hoy se pueda mostrar "solidaridad unos con los otros".

"Y por supuesto tenemos que tratar a toda esa gente desesperada con humanidad y dignidad", pidió.

En la cumbre participan los jefes de Gobierno de Austria, Alemania, Eslovenia, Croacia, Serbia, Albania, Hungría, Bulgaria, Macedonia y Grecia, así como el ministro del Interior de Rumanía.

Bajo el lema "Migración por la ruta de los Balcanes", la cumbre estará marcada por las claras divergencias de las posturas sobre el tema en el seno de la Unión Europea.

Hungría intentará, una vez más, impedir que se aplique el sistema de reparto solidario de refugiados por cuotas en los países comunitarios, según anunció el jueves el ministro magiar de Gobernación, János Lázár, en Budapest.

La crisis de refugiados por la ruta de los Balcanes se desató en agosto del año pasado, cuando decenas de miles de personas que huían de conflictos en Oriente Medio, sobre todo de Siria, Irak y Afganistán, quedaron estancadas en Hungría en condiciones precarias.

Austria y Alemania abrieron entonces sus fronteras, por las que permitían el paso casi incontrolado de los refugiados, al tiempo que Hungría levantaba vallas para impedirlo en su frontera con Serbia.

Posteriormente, todos los países de la ruta han impuesto controles rigurosos y han limitado el número de personas a las que permiten ingresar, lo que ha reducido pero no eliminado considerablemente el flujo migratorio y el tráfico de personas.