10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 3 de agosto de 2016, 22:18

Los opositores comienzan a presionar para el último paso del revocatorio de Maduro

Caracas, 3 ago (EFE).- Con pequeñas movilizaciones en el interior de Venezuela, dirigentes y simpatizantes de la oposición comenzaron a presionar hoy para que el Poder Electoral active la última fase del proceso que impulsan para poder convocar un referendo revocatorio del presidente del país, Nicolás Maduro.

Líderes de la oposición encabezaron marchas y concentraciones en al menos seis ciudades de Venezuela que finalizaron todas con la entrega de un mismo petitorio ante las respectivas sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE).

La solicitud que los opositores consignaron consiste en que el Poder Electoral fije la fecha para recoger una cantidad de apoyos equivalente al 20 por ciento del censo, unos 4 millones de personas que, de lograrlos, daría luz verde a convocar un referendo revocatorio de Maduro.

Una de esas actividades, la que tuvo lugar en el céntrico estado Miranda, cercano a Caracas, culminó con hechos violentos y al menos dos dirigentes opositores heridos, según un comunicado de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

"Golpes y botellas salieron de las filas de los seguidores del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y durante los hechos violentos hubo heridos, entre ellos, la diputada del Consejo Legislativo de Miranda, Clara Mirabal", aseguró el comunicado.

Otras regiones del país donde los opositores también protestaron como Bolívar, Mérida, Trujillo, Vargas y Lara no registraron incidentes.

En esos lugares los opositores conformaron pequeñas comisiones para consignar el documento ante las oficinas del CNE, una vez que los cercos policiales custodiaron las sedes del Poder Electoral durante la jornada e impidieron la aglomeración de personas ante las instalaciones.

El dos veces candidato presidencial Henrique Capriles se trasladó hasta el estado Lara (centro norte) donde los opositores marcharon y se concentraron frente a la oficina regional del CNE en lo que fue la más numerosa de las movilizaciones de hoy en términos de concurrencia.

Capriles, que fue derrotado por Maduro en la elección de 2013 y es ahora el principal impulsor del revocatorio, señaló que los actos de calle en el interior de la nación sirven para "organizar" a la población con miras a la jornada de recolección de los 4 millones de apoyos.

"La organización es fundamental para que cada venezolano haga valer su voz. Vamos a luchar por el 20 por ciento, para que vayamos a colocar la huella y tengamos revocatorio este año", sostuvo el opositor al tiempo que reiteró su intención de convocar una masiva protesta en Caracas si el órgano electoral "retrasa" los lapsos.

Capriles anunció que este jueves habrá 12 marchas y concentraciones en otra docena de capitales del país petrolero y recalcó que el revocatorio "no nos lo van a regalar, es un derecho del pueblo y vamos a tenerlo si luchamos por el".

La oposición, que logró esta semana ser confirmada por el Poder Electoral como promotora del referendo, insiste en que la consulta se puede hacer este año, una tesis apoyada por uno de los cinco rectores del CNE, Luis Emilio Rondón.

Sin embargo, el ente de comicios en Venezuela no ha estimado fechas para esta elección y ha reconocido que, en paralelo, cursan demandas contra el revocatorio que pudieran "impactar" el proceso, o al menos así lo expresó Socorro Hernández, otra de las rectoras electorales.

Por su parte, el chavismo ha manifestado que agotará las vías legales para impedir que se concrete la consulta y, hasta ahora, ha solicitado cancelar la inscripción de la MUD como partido y ha acompañado 8.600 demandas contra el proceso para el revocatorio realizado por la alianza opositora, trámite que consideran "el más gigantesco fraude electoral que se haya conocido".

La diatriba sobre si el referendo se hará o no este año obedece al efecto que produciría este proceso dependiendo del momento en que finalmente se realice.

Si los opositores logran los 4 millones de firmas y obtienen los votos necesarios en el referendo - al menos uno más de los que alcanzó Maduro en 2013-, pero el procedimiento culmina en 2017, el presidente saldría del poder y quedaría al mando su vicepresidente hasta 2019, cuando finaliza el mandato.

Por Héctor Pereira