22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 30 de marzo de 2017, 21:57

Los nueve malasios retenidos en Corea del Norte regresan a su país

Bangkok, 31 mar (EFE).- Los nueve malasios retenidos en Corea del Norte regresaron hoy a su país tras el acuerdo de los dos gobiernos para poner fin al conflicto diplomático provocado tras la muerte del hermano del líder norcoreano, Kim Jong-nam.

Los malasios, tres trabajadores de la embajada en Pyongyang y seis familiares, llegaron de madrugada al aeropuerto de Kuala Lumpur 24 días después de que las autoridades norcoreanas prohibieran su salida del país.

El contencioso se resolvió después de que el gobierno malasio aceptara ayer entregar a Pyongyang el cadáver de Kim Jong-nam y permitir la salida del país a los norcoreanos en Malasia.

El consejero de la embajada malasia, Mohamed Nor Azrin Zain, dijo que tras el veto a su salida del país tuvieron que confiar en la ayuda, incluido comida, que les brindaron otras embajadas en Pyongyang pero que siguieron con sus tareas habituales.

"No fuimos acosados por las autoridades de Corea del Norte. Nos dijeron que la vida seguía con normalidad", dijo el Azrin Zain a su llegada, según el diario The Star.

"Pero el hecho de que no se nos permitía viajar era una preocupación", añadió.

Corea del Norte prohibió la salida de los malasios en respuesta a la expulsión de su embajador en Kuala Lumpur después de que este criticara la investigación por la muerte de Kim Jong-nam y acusara a Malasia de conspirar con los enemigos de Pyongyang.

Malasia respondió con el veto a la salida de los norcoreanos del país, agravando la escalada de tensión entre los dos países que hasta entonces mantenían un acuerdo recíproco de exención de visados.

Kim Jong-nam murió en febrero tras ser asaltado en el aeropuerto de Kuala Lumpur por dos mujeres, una indonesia y una vietnamita, que le frotaron el rostro con un potente agente tóxico, en una acción que Corea del Sur atribuyó a agentes norcoreanos.

Malasia mantiene detenidas a las mujeres y busca a siete norcoreanos, de los que cuatro huyeron del país y otros tres se cree que están escondidos en la Embajada de Corea del Norte en Kuala Lumpur.