30 de marzo
Jueves
Parcialmente nublado
21°
33°
Viernes
Mayormente nublado
21°
33°
Sábado
Mayormente nublado
19°
32°
Domingo
Mayormente nublado
20°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 18 de marzo de 2017, 01:00

Los ministros del G20, en busca de acuerdos en tiempos turbulentos

EFE

BADEN BADEN - ALEMANIA

Los ministros de Finanzas del G20 iniciaron ayer una reunión de dos días en Baden-Baden dedicados a la búsqueda de acuerdos o, al menos, de un lenguaje común en tiempos turbulentos, en los que las diferencias parecen primar entre los países del grupo.

El anfitrión de la reunión, el titular de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, admitió que, de cara a la declaración final de la cumbre, se están buscando las palabras adecuadas teniendo en cuenta ciertas sensibilidades existentes en algunos países.

El secretario del Tesoro de EEUU, Steve Mnuchin, es nuevo en el grupo y pasó la mañana en encuentros bilaterales con varios de sus colegas, tras haberse reunido en Berlín con Schäuble. Para nadie es un secreto que el gabinete del presidente Donald Trump no está satisfecho con los acuerdos comerciales multilaterales existentes y apuesta por reemplazarlos por pactos bilaterales, lo que es diametralmente opuesto a la posición que defiende la presidencia alemana del G20.

Fuentes de la reunión señalaron que se planteó la posibilidad de acuñar la expresión “acuerdos multilaterales libres” en la declaración final para tener en cuenta esas diversas sensibilidades.

Pese a todo, Schäuble manifestó su convencimiento de que se podrá mantener la economía mundial en un curso estable y limitar las diferentes evoluciones de las economías del mundo a fin de que los efectos para los otros países miembros y para todas las partes de la sociedad sean limitados. De momento, se iniciaron las negociaciones sobre comercio y Schäuble también está seguro de poder llegar a un consenso tras su reunión con sus colegas de EEUU y China, incluso, en tiempos difíciles. “Tratamos de encontrar una forma de cómo llevar a una solución común esas diferentes posturas que son conocidas”, señaló el ministro alemán en Baden-Baden.