3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
miércoles 31 de agosto de 2016, 01:00

Los miércoles toca educación

En los programas que tengo en Radio Fe y Alegría 1300 AM, los miércoles, a las 11.30, toca educación con el profesor Melquíades Alonso. Una verdadera clase en la que soy el primer alumno.

En la semana pasada habló el profesor de tres puntos de actualidad.

Cuando se quiere mejorar el saber, la pedagogía y el compromiso con la vida del docente, presentó a los oyentes en micrófono abierto una pregunta clave. “¿Para qué yo quiero enseñar?”.

Más adelante habló de la necesidad de un grupo de investigadores y experimentadores que de continuo fueran abriendo horizontes a la educación en el MEC. Las escuelas se caen. El apoyo escolar de merienda es en ocasiones deplorable. La formación docente hay que implementarla mejor.

Pero hecho todo esto, queda todavía lo más importante. “¿Y qué es en Paraguay, ahora, educar”? Para todo esto se nombró un ministro. Él ordenará aconsejado de arquitectos y nutricionistas sobre edificios y meriendas, pero el karakú de la educación exige ese grupo perenne de expertos en educación para profundizarla y experimentarla en pequeño antes que el Sr. ministro, haciéndola suya, la presente como modelo de educación.

El miércoles presentó también el profesor Melquíades una especie de paradoja que hay que resolver. Se da entre los colegios privados o públicos y la universidad privada o pública.

Hablando en general, ¿por qué los alumnos de los colegios privados son los que más entran en la Universidad Nacional y, en contraste, los alumnos de colegios públicos (con excepciones por supuesto) son los que llenan aquellas llamadas universidades “garaje” o similares?

Acaban los temas, pero los convierto en interrogantes.

¿El compromiso en la formación docente de mejorar e influir en la marcha del Paraguay desde el aula es una motivación aceptada por todos ellos?

¿Existe en el Paraguay ese grupo de investigadores y experimentadores en la educación?

En el último tema, insisto en “¿Por qué”?