4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 20 de octubre de 2016, 21:09

Los líderes de la UE evitan sancionar a Rusia por la crisis siria

Bruselas, 20 oct (EFE).- Los líderes de la Unión Europea evitaron hoy sancionar a Rusia por los bombardeos contra civiles en la ciudad siria de Alepo, aunque dejaron esa posibilidad abierta si continúan las "atrocidades", y mantuvieron su presión sobre Bélgica para que acepte el tratado de libre comercio con Canadá (CETA).

El tratado comercial y el debate sobre las relaciones con Rusia eclipsaron la primera participación de la primera ministra británica, Theresa May, en un Consejo Europeo, en el que confirmó a sus homólogos comunitarios que activará el artículo 50 del Tratado de Lisboa para la salida de la Unión antes del final de marzo.

El Consejo Europeo condenó "enérgicamente los ataques del régimen sirio y sus aliados, en particular de Rusia, contra la población civil de Alepo".

"La UE está estudiando todas las opciones disponibles si las actuales atrocidades continúan", señalan los líderes en su declaración final, de la que se cayó una mención a la adopción de posibles "medidas restrictivas adicionales".

Especificaron que "todo debería hacerse para extender el alto el fuego, llevar la ayuda humanitaria a la población civil y crear las condiciones para abrir las negociaciones de una transición política en Siria".

"No hay sanciones relacionadas con la acción de Rusia en Siria" pero "se contemplarán todas las opciones" si "siguiese habiendo masacres", declaró el presidente de Francia, el socialista François Hollande, en una rueda de prensa tras la primera jornada de la cumbre.

Hollande añadió que "podría haber un cierto número de sanciones y una respuesta apropiada" de la UE en caso de que Moscú continúe atacando a la población civil.

Por su parte, la canciller alemana, la conservadora Angela Merkel, matizó que esos castigos serán posibles siempre que exista consenso entre los Veintiocho, y señaló que en la reunión mantenida en Bruselas no se habló de plazos para eventuales medidas.

"Todos estamos de acuerdo en que debemos dar una respuesta común para defender o representar mejor los deseos de la UE", indicó.

Para el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, "está claro que la estrategia de Rusia es debilitar a la UE (...) Incrementar la tensión no es nuestro objetivo. Simplemente estamos actuando ante los pasos dados por Rusia".

Tusk señaló que los líderes enfatizaron actividades de Rusia tales como "violaciones del espacio, campañas de desinformación, ciberataques, interferencias en procesos políticos en la UE y más allá, herramientas híbridas en Balcanes o en el desarrollo de la investigación MH17", el vuelo de Malaysian Airlines derribado en el este de Ucrania en 2014.

Por lo que se refiere al acuerdo con Canadá, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, afirmó que las negociaciones entre la institución que representa y las autoridades canadienses y de la región belga de Valonia "se prolongarán esta noche y mañana por la mañana".

Valonia, región francófona de la mitad sur de Bélgica de unos 3,5 millones de habitantes, se ha convertido en la única entidad que se opone a la firma de ese acuerdo, a pesar de las garantías adicionales que la CE le ofreció hoy en una "declaración interpretativa" con validez jurídica adjunta al tratado.

El viernes el Parlamento valón volverá a examinar esas explicaciones, que por el momento el Gobierno socialista regional juzga insuficientes.

"Si no somos capaces de concluir un acuerdo comercial con Canadá, no veo cómo podremos tener acuerdos comerciales con otras partes del mundo", sentenció Juncker, quien en todo caso se mostró "esperanzado con que logremos un buen resultado".

En cuanto a los planes sobre el futuro "brexit", Merkel valoró que May dijera que mientras no concluyan las negociaciones "Reino Unido seguirá siendo un miembro pleno de la UE y auguró que a nivel práctico, la futura negociación "no será tan fácil".

Tusk señaló que la salida del Reino Unido de la UE será irreversible si ésa es la decisión del Gobierno británico, e insistió en que los Veintiocho no negociarán hasta que Londres pida formalmente el artículo 50.

Los líderes también abordaron la inmigración irregular y coincidieron en pedir mas esfuerzos para frenar estos flujos y para mejorar el número de devoluciones a los países de origen.

Pidieron a la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, presentar en la cumbre del próximo diciembre datos concretos sobre el número de llegadas y de retornos de inmigrantes de Mali, Senegal, Etiopía, Níger y Nigeria, los cinco países africanos con los que la UE ha empezado a trabajar en ese ámbito.