16 de enero
Lunes
Poco nublado con tormentas
22°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
34°
Miércoles
Mayormente despejado
22°
36°
Jueves
Mayormente despejado
22°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 9 de enero de 2017, 05:07

Los líderes greco y turcochipriota abren una nueva ronda de negociaciones en Ginebra

Ginebra, 9 ene (EFE).- Los líderes greco y turcochipriota, Nikos Anastasiadis y Mustafá Akinci, iniciaron hoy una nueva ronda de negociaciones de paz en Ginebra, con el deseo de entrar en el último tramo del proceso que desemboque en la reunificación de Chipre.

Los dos políticos llegaron al Palacio de las Naciones en la ONU con unos diez minutos de diferencia y fueron recibidos, flanqueados por guardias de seguridad de la organización multilateral, por el enviado especial de la organización multilateral para Chipre, Espen Barth Eide, quien acompaña a las dos partes en el diálogo.

También el director general de la ONU en Ginebra, Michael Moller, acudió a recibir a ambos dirigentes.

Anastasiadis, el primero en llegar, no hizo declaraciones, en tanto que Akinci saludó sobre la alfombra roja desplegada en el vestíbulo XIV del Palacio de las Naciones a los medios acreditados para seguir las negociaciones con un "kaliméra", buenos días.

Los dos entraron inmediatamente en la pequeña sala de reuniones preparada para el diálogo, que se celebrará durante tres días únicamente entre las dos delegaciones para dar paso en el cuarto día a la conferencia multilateral en presencia de los tres países garantes: Turquía, Grecia y el Reino Unido, y de representantes de la Unión Europea (UE) y del Consejo de Seguridad como observadores.

En la agenda de hoy figuran los capítulos de propiedad y gobernabilidad, dijeron a Efe fuentes diplomáticas.

Las negociaciones entre las dos comunidades incluyen discusiones sobre seis capítulos: gobernabilidad y reparto de poder; cuestiones vinculadas a la UE; seguridad y garantías; territorio; propiedad y asuntos económicos.

Después de la invasión y ocupación de la parte septentrional de Chipre en 1974, el 36,2 % de territorio quedó en manos turcas y, entre 140.000 y 160.000 grecochipriotas huyeron de la zona.

A su vez, 45.000 turcochipriotas que vivían en el sur se desplazaron al norte.

Los expertos consideran que las compensaciones a estos desplazados podrían hacer de este acuerdo algo costoso económicamente para ambas comunidades.

Otro de los asuntos que negocian greco y turcochipriotas es el modelo presidencial, ya que mientras la Constitución de 1960 contempla un presidente grecochipriota y un vicepresidente turcochipriota -cada uno de ellos elegido exclusivamente por su respectiva comunidad-, los turcochipriotas piden con insistencia una presidencia rotatoria.

Los grecochipriotas lo consideran injusto dada la desproporción de población, pues los turcochipriotas representan el 18 % de la población mientras los grecochipriotas son el 80 %.