10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
31°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 9 de septiembre de 2016, 11:53

Los líderes del sur europeo reclaman la unidad europea para afrontar los retos

Atenas, 9 sep (EFE).- Los líderes de los países del sur de la Unión Europea (UE) pidieron hoy en Atenas unidad y cohesión en Europa para hacer frente a los numerosos retos que afronta el continente y recalcaron que la reunión de hoy no perseguía crear nuevos frentes.

"En estos tiempos difíciles cuando los nacionalismos y los populismos esperan que tras el Brexit Europa se disloque debemos aportar un mensaje de unidad y de cohesión", dijo el presidente francés, François Hollande, al término de la cumbre que reunió a Grecia, Francia, Italia, España, Portugal, Malta y Chipre.

El primer ministro griego y anfitrión de la cita, Alexis Tsipras, recalcó que con sus propuestas los líderes del sur europeo quieren fortalecer la unidad de la UE y no convertirse en un factor de división.

"Nos une la crisis económica, la de refugiados y la social, pero también un patrimonio cultural, una tradición histórica y raíces comunes", sostuvo Tsipras quien recalcó que el diálogo entablado hoy persigue lograr fundamentalmente "una Europa mejor, ni más ni menos".

Los líderes aprobaron una declaración conjunta y además decidieron que el próximo encuentro de estas características tendrá lugar en Portugal.

En la citada declaración, los líderes europeos hicieron hincapié en que hay que mejorar la unidad de la UE y para ello propusieron una serie de iniciativas para mejorar la seguridad interna y de las fronteras exteriores, afrontar el reto de la migración, reforzar la cooperación con los países africanos, impulsar el crecimiento y la inversión en Europa, así como mejorar los programas juveniles.

Los líderes apoyaron la propuesta de la Comisión Europea de duplicar el denominado paquete Juncker de inversiones, para que, como dijo el primer ministro maltés, Joseph Muscat, este programa "tenga un éxito aún mayor".

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, hizo hincapié en que Europa no puede limitarse a meras "reglas" y a los "tecnicismos de la austeridad", sino volver a la Europa de los "ideales".

"Hay que contribuir a una Europa distinta", añadió Renzi, quien puso en valor la importancia del mediterráneo a la hora de construir una identidad cultural.

El secretario de Estado español para la UE, Fernando Eguidazu, señaló que el objetivo de la reunión era discutir puntos en los que hay una "visión común" y problemas compartidos, "todos relacionados entre si", como son la seguridad y el terrorismo, hacer frente a los problemas de la migración y el escaso crecimiento económico compaginado con el elevado desempleo.

A todos, dijo, "hay que darle una respuesta europea".