24 de abril
Lunes
Lluvioso
21°
28°
Martes
Mayormente nublado con tormentas
16°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
21°
Jueves
Despejado
20°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 18 de marzo de 2017, 01:00

Los liberales no se dan tregua y no cesan los ataques por la enmienda

Desde legisladores, funcionarios y hasta los jóvenes que responden al Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) están inmersos en una incesante guerra de descalificaciones, que pareciera no tendrá fin.

El último conflicto tuvo como foco a la senadora Blanca Lila Mignarro (llanista) y a los legisladores Luis Alberto Wagner y Juan Félix Bogado Tatter. También entraron en la interna, militantes de la juventud liberal y hasta fue salpicado un funcionario de la Justicia Electoral. La senadora Mignarro afirma que todos los mencionados la agredieron verbalmente en el recinto del Senado y que la profesión de los mismos es la de patotear, mientras que los efrainistas minimizaron la cuestión y afirman que la senadora siente “persecución” por la posición anticonstitucional por la enmienda y que “ve fantasmas” por el mismo motivo.

La legisladora identificó a jóvenes que estuvieron en el Senado el jueves y que habían escrachado y hecho pintatas a domicilios de varios legisladores meses atrás.

Mignarro indicó que se trataba de patoteros y mencionó a Stiben Patrón y Primio Arce –este último vicedirector del Registro Electoral–. Alegó que respondían al senador Luis Alberto Wagner, quien constantemente escracha a sus colegas que están a favor de la enmienda con escraches.

“Cuando entró a la sala de sesiones, reconozco a jóvenes patoteros del PLRA y le pregunto si vienen a patotear y uno me responde, sí”, dijo Mignarro ayer.

Aseguró que pudo individualizar en el recinto del Senado entre los jóvenes a un funcionario de la Justicia Electoral, pese a las imágenes del circuito cerrado, luego contradijeron a la senadora.

“Lo individualicé a Primio Arce, funcionario de la Justicia Electoral en su horario de trabajo y estaban frente a la presidencia del Senado”, aseguró. Luego le reclamó a Wagner por haberles traído “a sus patoteros”. Por último, criticó la seguridad del Congreso que pasa por la responsabilidad del presidente Roberto Acevedo. “Siento mucho que el presidente del Congreso no haga respetar el recinto parlamentario”, señaló.

Desacuerdo. El principal desacuerdo entre los liberales, tanto efrainistas como llanistas es la postura en el tema de la enmienda. Mientras los oficialistas piden obediencia a lo resuelto por la convención que dijo no a la reelección en ninguna de sus formas, los llanistas se niegan a obedecer “mandatos imperativos”.

“Soy afiliada de un partido de hombres y mujeres libres, no a un cuartel y a mí no me van a decir lo que tengo que hacer”, expresó Mignarro.

Para el diputado Juan Félix Bogado Tatter, las denuncias de supuestas agresiones o patoteadas entran dentro del marco del nerviosismo en que caen los que están con la enmienda. “Ya sienten el grave daño que hacen a la ciudadanía e inventan cortinas de humo para justificar su ilegal proceder”, mencionó.

Miente. El vicedirector del Registro Electoral, Primio Arce, negó que haya estado en el recinto del Senado antes ni durante el desarrollo de la sesión del jueves.

“Desde las 7.00 hasta las 9.30 estuve en el TSJE preparando una exposición sobre el lanzamiento de la campaña de inscripción que presenté con posterioridad al partido en su sede. Las Cámaras comprueban que no estuve en Senado”, aseguró el funcionario.