17 de agosto
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente despejado
21°
Lunes
Despejado
13°
23°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
miércoles 22 de marzo de 2017, 01:00

Los Larrea de Ypané dejaron el Norte por asedio

Los hermanos Irala Larrea, que fueron aprehendidos en Ypané el pasado lunes, negaron tener toda vinculación con las organizaciones terroristas que operan y secuestran en el Norte del país. Dijeron que por el apellido que tienen y la relación de parentesco con los abatidos Albino y Alfredo Jara Larrea, ellos tuvieron que abandonar la zona.

El lunes, los agentes de la Brigada Central y el fiscal Adriano Ortiz, de J. Auguto Saldívar, realizaron un allanamiento basados en la hipótesis de que se trataría de apoyo logístico de la extinta Agrupación Campesina Armada (ACA) o del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Las personas aprehendidas son Alcides Sosa (35) y su esposa Idelina Irala Larrea (28), Narciso (23) y Nilson Irala Larrea (27). Ayer fueron a la Fiscalía pero no declararon por falta de abogado.

Entre risas Narciso respondía que sí estaba al tanto de la magnitud del hecho del cual le investiga la Fiscalía y la Policía. “Dicen que somos apoyo logístico del EPP y de la ACA, pero nada que ver. No tenemos nada que ver”, indicó el detenido.

Los hermanos Irala Larrea comentaron que ellos vivían en la zona de Azotey, Departamento de Concepción, pero que tuvieron que vender sus lotes para migrar hacia el Departamento Central ante el asedio y el señalamiento que les hacían por su apellido y por su parentesco con los integrantes del grupo armado.

Comentó que hace dos años que dejaron el Norte y que estaban trabajando como guardias en una empresa de seguridad llamada Los Halcones. En cuanto a la supuesta ropa para’i que presentaron como evidencia, indicó que es una remera edición camuflada de Adidas que compró.

Lo que sí aceptan es que tenían un revólver y una pistola, que compraron de forma irregular, pero que en su vecindario todos tienen uno. Pero con el grupo armado, “¡nada que ver!”, aseguraron.