9 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 29 de octubre de 2016, 21:01

Los jóvenes marcarán la hoja de ruta de Iberoamérica

Cartagena (Colombia), 29 oct (EFE).- Los jóvenes marcarán la hoja de ruta de la política en Iberoamérica, en palabras de los mandatarios durante la XXV Cumbre Iberoamericana que acabó hoy en Cartagena de Indias y dejó como resultado un pacto para mejorar la juventud en sus países.

El "mayor entregable" de esta cumbre, el Pacto Iberoamericano por la Juventud, que fue entregado personalmente al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en el acto de clausura por dos estudiantes iberoamericanos, contiene 24 puntos elaborados con la participación de 20.000 jóvenes que compartieron sus reclamas en foros nacionales.

"Fuimos mas allá de simples declaraciones y comunicados", aseguró el presidente anfitrión, quien apuntó a que este cambio llegó "por exigencia de los jóvenes, que dijeron que querían más hechos y menos palabras".

El acuerdo levantó gran expectativa en varios mandatarios que alabaron su proceso de elaboración y su pertinencia debido a los desafíos que afronta la región y fue diseñado también con la colaboración de Naciones Unidas, el sector privado, la academia y la cooperación internacional.

La tradicional declaración puso el acento en la juventud, la educación y el emprendimiento, lema de esta XXV Cumbre, y propuso mejorar la educación, prestando atención a la enseñanza en tecnologías, y dedicando esfuerzos para generar empleo para los más jóvenes y las poblaciones más vulnerables.

Los jóvenes fueron sin duda los protagonistas de la agenda de esta cita, marcada muchas veces por su falta de cercanía con la sociedad civil, así como de los eventos paralelos que comenzaron en Cartagena hace más de dos semanas.

La crisis de Venezuela y la incógnita sobre la participación de su presidente eclipsaron los resultados de la Cumbre y dieron relevancia a dirigentes menos seguidos por la prensa en otras ocasiones, como el peruano Pedro Pablo Kuczynski quien encabezó una solicitud para emitir una declaración conjunta sobre el tema, que no llegó a darse.

Uno de los eventos que más miradas acaparó fue la presentación del informe de perspectivas económicas para América Latina, por parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) Y la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL).

El XI Encuentro Empresarial Iberoamericano sirvió de escenario para presentar un estudio que revelaba que más de cien millones de jóvenes latinoamericanos, es decir el 64 % del total, viven en hogares pobres o vulnerables, y uno de cada cinco, lo que equivale a 30 millones, son "ninis", ni estudian ni trabajan.

El documento refleja que en América Latina y el Caribe, los jóvenes entre 15 y 29 años superan los 163 millones, lo que equivale a un cuarto de la población de una región que está en fase de ralentización.

Ese freno económico, destaca el informe, "pone en riesgo los avances sociales, políticos y económicos de la última década" y coloca a los jóvenes "en una encrucijada" pues se han generado expectativas que no se han cumplido.

Sobre el mismo tema se pronunciaron los empresarios iberoamericanos, quienes en las recomendaciones del Encuentro empresarial, hicieron hincapié en que "los modelos de aprendizaje, usando las tecnología de información y comunicación, permiten mayor flexibilidad y acelerar los ritmos del aprendizaje", aunque reconocieron que "queda mucho por avanzar".

En ese sentido, subrayaron que "existe una brecha clara entre lo que necesita el sector productivo y lo que se está formando", por eso consideraron "urgente" identificar lo que se requiere hoy y lo que se requerirá en el futuro.

Los días previos al foro presidencial, Cartagena acogió el XXII Foro Eurolatinoamericano de Comunicación, llamado en esta ocasión Foro Iberoamericano de periodismo joven y emprendedor, analizó el nuevo periodismo, sus retos y posibilidades.

Organizado por la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), alrededor de 50 periodistas discutieron durante tres días sobre las nuevas tecnologías y las amenazas informáticas que también pueden afectar a los medios, la información para públicos jóvenes o el periodismo activista.

El foro tomó el testigo del pistoletazo de salida de las actividades de la Cumbre, el tercer Laboratorio iberoamericano de innovación ciudadana, que reunió a 120 iberoamericanos entorno a 12 proyectos de innovación social que fueron desarrollados de manera colaborativa.

La segunda Cumbre de la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, como máxima responsable de esta institución, acabó dando el testigo a Guatemala para organizar la Cumbre de 2018 y la propuesta de Andorra para recibir la de 2020.

El presidente guatemalteco Jimmy Morales, cuyo país organizará por primera vez esta cita, recibió con "honor y responsabilidad" esta misión que reunirá por 26ª vez a los 22 países iberoamericanos.