19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 28 de abril de 2017, 08:43

Los inventos más curiosos del mundo buscan fortuna en París

París, 28 abr (EFE).- Los inventos más curiosos del mundo, desde un dispositivo que ayuda a las personas sordas traduciendo los sonidos en colores hasta una croquetera 'made in Spain', se disputan en París el premio del histórico concurso Lépine.

El certamen, fundado en 1901, presenta en su edición 116 hasta el próximo 6 de mayo 562 invenciones diferentes.

En la lista de ganadores de otros años se pueden encontrar desde el pañuelo de papel (1901), hasta una aplicación para protocolos diabéticos (2016), pasando por el bolígrafo (1919), la plancha de vapor (1921), los implantes de hierba artificial (1999) o incluso una máquina expendedora de baguettes recién hechas (2014).

"Estamos aquí para vender, pero también para ver ideas y así exportarlas a España", afirma a Efe Diego Robledo, representante de una empresa zaragozana que aspira a hacerse con el premio por primera vez.

Su croquetera, según explica mientras demuestra su funcionamiento a los visitantes, consiste en "una especia de tijeras con moldes intercambiables en la punta", que les dan su tradicional forma alargada pero incluyen otros modelos más redondeados.

"En España dices que es para hacer croquetas y saben para qué es, sin embargo aquí tenemos que decir que también sirve para hacer bolas de carne o bolas de arroz para el sushi, por ejemplo", señaló.

A lo largo del salón se pueden observar también tapas de retrete intercambiables, peladores de fruta que se manejan con un dedo, reglas con compás integrado, perchas para patines, tiritas que cubren la herida sin necesidad de pegarlas, o incluso palos para recoger las bolas de petanca sin tener que agacharse.

"El concurso tiene como misión apoyar a los inventores franceses y promover la innovación mundial", señalan los organizadores.

Para David Rodríguez, francés de padre español, participar en él pretende "ganar notoriedad y hacer conocido el producto".

Con su invento, busca "reducir el consumo de energía" a través de un aparato que se coloca bajo el plato de la ducha y que recicla el calor del agua que se va por el desagüe.

El escaparate que encuentra en esta feria, en su opinión, compensa la inversión que tienen que hacer los participantes, que incluye "el puesto, la electricidad, el parking, el hotel...".

Para el creador de un kit de paneles de madera con los que uno puede hacer 40 muebles diferentes, Xavier Nogue, este desembolso merece la pena.

"Este es mi segundo año, vengo para encontrar distribuidores", afirmó.

Según los organizadores, la tecnología está cada vez más presente en este concurso.

Los visitantes pueden descubrir un aparato que al meterlo en el vino te informa de sus características, auriculares que no dañan los tímpanos, llaveros con los que cargar el teléfono o dispositivos que permiten localizar objetos perdidos.

El premio principal, económico y honorífico, junto a otros reconocimientos, será entregado el próximo 6 de mayo por el presidente de Francia, François Hollande.

Con más de 200 inventos y cerca de 100 reconocimientos, el francés Claude Dumas, autor de la escalera retráctil, es hasta ahora la persona más premiada del concurso Lépine.

En la actualidad este evento forma parte de la Feria de París, fundada en 1904 por el joyero Gustave Sandoz y que en su edición del año pasado fue visitada por más de medio millón de personas durante sus doce días de apertura.

Yago Grela