17 de enero
Martes
Parcialmente nublado
22°
34°
Miércoles
Mayormente despejado
22°
36°
Jueves
Mayormente despejado
23°
37°
Viernes
Mayormente despejado
24°
36°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
miércoles 11 de enero de 2017, 01:00

Los funcionarios planean huelga indefinida en febrero

Héctor López, secretario del gremio Aproande, informó que en febrero se desarrollaría una huelga indefinida en la ANDE, como medida de protesta contra el recorte presupuestario que realizó el Poder Ejecutivo a la entidad, al rechazar el Presupuesto General de la Nación (PGN) 2017.

Unos G. 90.000 millones deja de disponer la ANDE con el rechazo del Presupuesto y la aplicación del plan 2016, comentó.

“Así como está el Presupuesto, estamos destinados a que cada vez haya más cortes de energía. La ANDE necesita mucha inversión y tiene que estar presupuestada. Inclusive hay una disminución en el rubro de inversiones, con el agravante de que se aprobó un Presupuesto obsoleto, como es el 2016. Estamos preparando una ampliación presupuestaria para los primeros días de marzo, como para subsanar en parte ese déficit de inversiones”, detalló.

Explicó que no se trata solo de inversiones en infraestructura, sino también en recursos humanos, dado que muchos técnicos se están jubilando por año y no están siendo reemplazados. Comentó que se registran 380 clientes por cada funcionario y la ANDE tiene un plantel de 4.700 trabajadores.

“La ANDE debería tener 9.000 funcionarios, ya que la cobertura es a nivel país y tenemos agencias en todos los departamentos. Incluso falta personal administrativo para hacer diferentes gestiones. La situación es caótica. Si esto no se revierte pronto, vamos a estar en quiebra”, remarcó.

La huelga se daría en coincidencia con una medida de fuerza similar que tienen previsto realizar los docentes y médicos.

El sindicalista informó que en 2015 y 2016 la empresa pública registró déficit, por lo que está trabajando a pérdida, y la suma ya supera los USD 100 millones. Los trabajadores temen que se precarice adrede la institución para buscar su privatización, como única medida para salvarla.