3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
28°
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 22 de septiembre de 2016, 14:31

Los europeos acogen mejor al refugiado con formación y no musulmán, según un estudio

Washington, 22 sep (EFE).- Los europeos acogen mejor al refugiado con formación, que habla la lengua del nuevo país y que no es musulmán, según un nuevo estudio publicado hoy por la revista Science.

"¿Qué perfil de refugiado tiene mejor aceptación en Europa?". Para responder a esta cuestión, un grupo de investigadores preguntó a 18.000 potenciales votantes de 15 países europeos sobre 180.000 perfiles de solicitantes de asilo.

El resultado es claro: un solicitante con una profesión como médico o profesor, que huye de su país por razones humanitarias y no económicas, que habla la lengua de la nación de acogida y que no es musulmán tiene mayores posibilidades de ser bien recibido en Europa.

Los solicitantes de asilo altamente cualificados tienen 13 puntos porcentuales más de posibilidades de ser aceptados en la sociedad de acogida que los que estaban desempleados en su país natal.

Otro factor clave es si el refugiado habla la lengua del nuevo país o no: quienes no manejan el nuevo idioma tienen 12 puntos porcentuales menos de posibilidades de ser bienvenidos.

Los autores del estudio concluyen a partir de estos datos que la evaluación de si un refugiado va a contribuir económicamente a la sociedad o va a ser "una carga" es muy importante para su acogida en la nueva sociedad.

Por otro lado, quienes piden asilo por persecución política, étnica o religiosa tienen 15 puntos porcentuales más de posibilidades de ser bienvenidos que los que emigran por razones económicas.

En este sentido, quienes presentan inconsistencias en sus argumentos para pedir asilo tienen 11 puntos porcentuales menos de posibilidades de recibir una buena acogida.

Otro de los factores más determinantes es la religión: los solicitantes de asilo musulmanes tienen 11 puntos porcentuales menos de posibilidades de ser aceptados que los cristianos.

"El hecho de que los solicitantes de asilo cristianos solo sean ligeramente preferidos a los agnósticos sugiere que lo que existe es un fuerte sesgo antimusulmán, más que un sesgo procristiano", apuntan los investigadores.

El rechazo a los refugiados musulmanes es el doble entre los votantes de partidos de derecha que entre los votantes de partidos de izquierda, revela esta investigación.

El país de origen del solicitante de asilo no juega un papel determinante en cómo es recibido, según este estudio.

Los de Kosovo son los menos aceptados, los de Siria y Ucrania los que más, mientras que los de Afganistán, Irak, Pakistán y Eritrea se sitúan en un término medio. Pero ninguna diferencia entre ellos supera los 4 puntos porcentuales.

La magnitud del sesgo antimusulmán y el rechazo a los que emigran por razones económicas es menor en los países más pobres (como República Checa, Grecia, Hungría y Polonia) que en los más ricos (como Austria, Dinamarca, Alemania, Noruega).

Europa enfrenta la mayor crisis de refugiados desde la II Guerra Mundial. En 2015, recibió alrededor de 1,3 millones de nuevas solicitudes de asilo y se espera la llegada de muchas más personas ante la continuidad de los conflictos en Oriente Medio y otras regiones.

Los autores del estudio sugieren a los políticos europeos que, si quieren aliviar las tensiones sociales por la llegada de refugiados y generar más aceptación, deben subrayar "las vulnerabilidades, los méritos y las contribuciones económicas a las sociedades de acogida".

Esta investigación es una colaboración entre científicos de la Universidad de Stanford (California), la Universidad de Zúrich (Suiza) y la London School of Economics and Political Science (Londres).

Cristina García Casado