4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
martes 2 de agosto de 2016, 01:00

Los dos secuestros de menonitas serían un mensaje

Por Carlos Aquino

SAN PEDRO

Tanto el secuestro del adolecente Franz Wiebe y de Abrahán Fehr no fueron producto de un error del EPP; al contrario, es un claro mensaje para los menonitas para seguir pagando el “impuesto revolucionario”, decretado hace 5 años por este grupo criminal, dijo uno de los colonos menonitas. Este “impuesto”, hasta el año pasado, pagaban los menonitas de las colonias Río Verde y Nuevo México, del distrito de Santa Rosa del Aguaray; Manitoba y Santa Clara, de Tacuatí.

Este colono explicó que efectivamente se pagaba una suma de dinero a los del EPP para poder trabajar tranquilos y que luego de instalarse en la zona la FTC y mantener una reunión con los mismos, decidieron cortar el aporte con la promesa de que serían custodiados por las fuerzas de seguridad. A partir de allí comenzaron a ser sistemáticamente amenazados, acosados y secuestrados a pesar de la presencia militar policial.

Los colonos dicen que el secuestro de los dos menonitas no es un error; es un mensaje para las colonias de donde son miembros. El dinero que piden por la liberación es muy elevado porque quien debe pagar es la colonia y no los familiares de los secuestrados; es una especie de multa por haber cortado el pago del impuesto revolucionario, indicó nuestra fuente.

De hecho, en el comunicado del EPP leído por David Friesen en nombre de la familia se explica que el monto es exigido como multa por la destrucción de los recursos naturales y, de hecho, estas colonias poseen título único y están a nombre de sociedades civiles y no de particulares.

Esto explicaría por qué llevaron a Abrahán Fehr, un hombre sin mucho poder económico, y al adolecente Franz Wiebe, quien trabajaba de empleado de Cornelio Peters.

PLAZO DE 15 DÍAS. Pedro Peters, quien también fue llevado junto al menor el pasado 27 de Julio y liberado horas después, habría traído dos escritos. Uno, el comunicado, leído el viernes, que era una exigencia del grupo hacerlo en los tres días después del plagio, y un segundo escrito, en donde se fijaba la suma de 700.000 dólares por la liberación y el motivo por el que llevaron a Franz y hasta la forma de pago que debía realizarse en 15 días.

Este manuscrito iba dirigido a los dirigentes de la colonia y no al padre del secuestrado, según nuestra fuente.