4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
viernes 1 de julio de 2016, 22:35

Los comicios australianos se desarrollan con normalidad a media jornada

Sídney (Australia), 2 jul (EFE).- Cumplida hoy la media jornada de votación, las elecciones generales en Australia se desarrollan con normalidad y sin un claro favorito entre el primer ministro del país, el liberal Malcolm Turnbull, y el líder laborista, Bill Shorten.

Turnbull y su esposa, Lucy, acudieron a votar a primeras horas en una escuela de los exclusivos barrios del este de Sídney, en donde enfatizó que "solo un Gobierno estable de la coalición" puede asegurar el futuro del país.

"Estabilidad, seguridad laboral y crecimiento. Esta es la elección que tomaremos hoy", declaró a los periodistas el líder de la coalición Liberal-Nacional.

El jefe del Partido Laborista, el exsindicalista Bill Shorten, dedicó la mañana a sus ejercicios matutinos cerca de la Casa de la Ópera y a recorrer diversos centros de votación de los barrios marginales antes de trasladarse a Melbourne para votar.

En una escuela, Shorten degustó un sángüche de salchicha, que es una de las comidas tradicionales durante las jornadas electorales, y comentó que "sabe a democracia", y defendió sus propuestas en materia de salud y educación pública.

Una encuesta publicada hoy da una ligera ventaja a la coalición de Turnbull, con un 50,5 por ciento, frente al 49,5 por ciento del partido de Shorten, quien de ganar sería el quinto primer ministro que estrena Australia en tres años.

Los más de 7.000 centros electorales comenzarán a cerrar a partir de las 18.00 hora local (08.00 GMT) en el mismo orden que el de la apertura, debido a los tres husos horarios que rigen en Australia, y luego comenzará el escrutinio.

El resultado oficial se anunciará durante la noche a menos que la diferencia sea demasiado ajustada.

La urnas deben decidir los 150 escaños del Parlamento federal de entre 994 candidatos presentados, quienes son los que deciden la formación del Gobierno con una mayoría simple, y la totalidad de los 76 asientos de la Cámara alta de entre 661 aspirantes.

Los diputados tienen un mandato de tres años; y los senadores, el doble, la mitad de los cuales son elegidos cada trienio.

La votación es obligatoria en Australia bajo pena máxima de unos 15 dólares, más costes judiciales.