10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente nublado
19°
30°
Lunes
Parcialmente nublado
22°
32°
Martes
Parcialmente nublado
21°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 25 de agosto de 2016, 10:26

Los "castellers" indios desafían la prohibición de alzarse con menores

Nueva Delhi, 25 ago (EFE).- Los Dahi Handi de la India, similares a los "castellers" de Cataluña (España), desafiaron la prohibición de emplear menores y de superar los seis metros al alzar hoy sus torres humanas a más altura y con un niño en la cúspide, en medio de protestas por lo que consideran un ataque a esta tradición.

La celebración este año de la fiesta hindú de Krishna Janmashtmi, durante la que se levantan las pirámides humanas, se produjo justo un día después de que el Tribunal Supremo de la India ratificara la prohibición de que superen los cuatro pisos y participen menores de 18 años, para evitar los heridos e incluso muertos de otros años.

El área metropolitana de Bombay (oeste), donde la festividad es muy popular, vivió esta vez la tradición en medio de protestas contra la decisión de los tribunales, ya que estaba planteado incluso batir su récord de altura.

"Ha habido violaciones (de la prohibición) y hemos registrado estos casos", dijo a Efe Parambir Singh, inspector de Policía en Thane, ciudad colindante con Bombay.

Singh aseguró que "no se han producido arrestos hasta ahora, pero los habrá a su debido tiempo. Ha habido violaciones en términos de edad y de altura también".

Las televisiones indias como el canal delhí NDTV mostraron imágenes de niños en la cima de la torre, que esta vez llevaban cascos para protegerse la cabeza ante posibles caídas e iban sujetos por cuerdas, mientras la Policía grababa vídeos y tomaba fotografías pero sin impedir la celebración.

"Los organizadores nos han pedido que lo hagamos según lo decretado por el Supremo", declaró a Efe Akash Kasare, portavoz de uno de los principales grupos que forman las torres humanas, Jai Jawn Govinda Pathak.

"Es una orden del Supremo y tenemos que seguirla", sentenció.

Sin embargo, fueron muchos quienes lucieron brazaletes negros en señal de protesta y formaron torres de más de seis metros, con un niño en la cumbre con una bandera negra, respaldados por partidos nacionalistas que pretenden seguir fielmente la tradición.

En Thane, con el apoyo de uno de estos partidos, Maharashtra Navnirman Sena, estaba prevista una torre de casi quince metros, un récord de altura, para última hora del día, según recoge la agencia india IANS.

Otros optaron por formar una pirámide tumbados en el suelo, en una de las protestas contra la sentencia del Supremo que ratifica una anterior del Tribunal Superior de Bombay, tras la denuncia de un activista por el peligro de los Dahi Handi.

Estas pirámides humanas se forman hasta llegar a un recipiente de barro colgado en una cuerda, que rompe el niño que sube a lo alto para que se derrame una mezcla que cae sobre los participantes.

La tradición se basa en la creencia de que al dios hindú Krishna le gustaban de niño el yogur y la mantequilla, que robaba con sus amigos en casa de las lecheras, quienes para evitar el robo colgaban las viandas en los techos.