9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 13 de noviembre de 2016, 14:01

Los candidatos de Haití desarrollan tímida actividad de campaña a una semana de los comicios

Puerto Príncipe , 13 nov (EFE).- A una semana de la celebración de elecciones en Haití, solo cuatro de los 27 candidatos que concurren a los comicios este 20 de noviembre están realmente en campaña, que en esta ocasión está siendo tímida con respecto a procesos anteriores.

Jovenel Moise, del Partido Haitiano Tet Kale (PHTK); Jude Celestin, de la Liga Alternativa por el Progreso y Emancipación Haitiana (Lapeh); Moise Jean Charles, de la Plataforma Pitit Dessalines, y Maryse Narcisse, de la Familia Lavalas, van casa por casa en estos días presentando sus proyectos para el país.

Los cuatro aspirantes encabezaron los resultados de las elecciones celebradas en octubre del año pasado y que fueron anulados por supuestas irregularidades.

Las elecciones del próximo domingo se van a celebrar en medio de una grave crisis humanitaria, después del paso del huracán Matthew, el 4 de octubre, que empeoró aún más la ya complicada situación de del país, y que obligo a aplazar por cuarta vez la cita con las urnas, prevista para el 9 de octubre.

El fenómeno meteorológico dejó al menos 573 muertos, 75 desaparecidos y 1.890 millones de dólares en daños. Además, 175.000 personas del sur y el suroeste del país, las áreas más afectadas, permanecen en alojamientos provisionales.

En la región norte, las precipitaciones registradas en las últimas semanas han causado la muerte de once personas y otras doce están desaparecidas.

Los casos del cólera han aumentado después del huracán, y con las lluvias recientes se han incrementado aún más, siendo el último reporte oficial de más de 5.000 nuevos enfermos en dos meses.

De este modo, el cólera, que ya mató a unos 10,000 haitianos a raíz del brote surgido tras al terremoto de 2010, continúa siendo uno de los principales problemas de Haití y puede causar graves daños si no se controla.

Para evitar su propagación, el Gobierno y varias organizaciones internacionales se encuentran en plena campaña de vacunación en la región sur del país, donde se inoculará a más de 800.000 personas.

Hasta ahora, la campaña electoral está transcurriendo de manera muy pacífica, no se ha registrado ningún acto de violencia, pero sí existe preocupación por la fuga de 172 presos de la cárcel de Arcahaie, a unos 50 kilómetros de Puerto Príncipe hace tres semanas.

La información sobre las acciones que se están llevando a cabo para capturarlos es casi inexistente.

A pesar de todas estas circunstancias, el presidente del Consejo Electoral Provisional (CEP), Leopold Berlange, mantiene una actitud muy optimista sobre la celebración de los comicios, tal y como manifestó al intervenir en un programa televisivo de la cadena Metropole.

"El consejo electoral tiene preparados los materiales y el personal está listo. Estamos trabajando día y noche para resolver algunos problemas en las zonas afectadas por el huracán para que todos puedan participar. Estas elecciones son importantes para el país y nosotros, en el consejo electoral, vamos a organizar unos comicios limpios y democráticos."

Si ninguno de los candidatos obtiene el 50 % más un voto, los haitianos deberán volver a las urnas para una segunda vuelta el 29 de enero de 2017, es decir, 21 días después de la fecha establecida originalmente.

Además de la crisis humanitaria y la crisis económica, Haití arrastra una crisis política desde el año pasado, de modo que la cita con las urnas del próximo domingo constituyen una oportunidad para que el país elija a nuevos dirigentes con legitimidad para gobernar.

Las elecciones no van a resolver a los problemas del país, pero sí pueden contribuir a organizar y mejorar la situación, dado que el actual Gobierno provisional, presidido por Jocelerme Privert, tiene poco poder para tomar decisiones o ejecutar medidas de calado.