2 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
29°
Domingo
Mayormente despejado
21°
32°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
domingo 10 de julio de 2016, 03:29

Los bordados "más antiguos" hallados en Italia lucen restaurados en Roma

Líneas geométricas, pequeñas hojas y estrellas en beige decoran los bordados milenarios hallados en el ajuar funerario de un guerrero de alto rango en el sur de Italia y que ahora se muestran en Roma después de casi un año de restauración y conservación.

EFE


Estos bordados del siglo IV antes de Cristo son los "más antiguos hallados en Italia", según dijo a Efe la arqueóloga a cargo de este proyecto, Maria Concetta Laurenti, y fueron recuperados en 2012 durante una excavación al noreste de la antigua ciudad romana de Herdonia, en Foggia (sur).

Actualmente, los restos se exponen en el Instituto Superior para la Conservación y la Restauración (Iscr) de la capital italiana, un espacio que albergó hasta 1969 una prisión masculina para delincuentes jóvenes, huérfanos y ancianos desvalidos que fue creada en 1703 bajo los auspicios del papa Clemente XI.

En una pequeña sala de sus estancias desde junio se muestran al público los bordados y láminas metálicas halladas en la tumba del guerrero en vitrinas de cristal dotadas de climatización aislada para mantener su conservación con una humedad no superior al 40 %.

En 2012 los restos extraídos del ostentoso ajuar funerario fueron trasladados hasta este instituto romano, donde permanecieron hasta finales de 2015 "a la espera de recibir la financiación necesaria para comenzar las investigaciones e intervenciones", aseguró la arqueóloga.

Sin embargo, no fue hasta finales de 2015 cuando comenzó el proceso de limpieza y análisis de los restos extraídos directamente de la ostentosa tumba.

Los bordados provienen de una tumba de un hombre "de entre 30 y 35 años de alto rango", según Laurenti, pues la posición de la tumba era elevada y contenía un rico ajuar fúnebre con hasta siete cinturones de batalla en bronce.

"Debía ser un príncipe, un guerrero acomodado o alguien con mucho poder en la comunidad ya que los siete cinturones son un símbolo de poder", afirmó Laurenti.

Además, la arqueóloga italiana agregó que el sudario que envolvía los restos mortales del noble guerrero estaba decorada con bordados realizados con hilos de lino sobre tejido de lana.

Asimismo, detalló que en el ajuar funerario sobresalen "70 fragmentos de tejido, 250 láminas de bronce, 4 espadas de hierro con mango de marfil y algunos frutos como bellotas probablemente- añadió Laurenti -usadas para algún ritual funerario".

Calificó el descubrimiento de "extraordinario" y la intervención arqueológica, realizada por dos estudiantes del instituto romano, de "impecable".

Estos 70 pedazos de tela han pasado por las manos de Monica Pastorelli y de Emiliano Catalli que, bajo supervisión, se ocuparon de la limpieza y restauración de los restos, sobre los que aplicaron resina acrílica para reducir la humedad.

La limpieza la llevaron a cabo con microscopio y pinceles de brocha fina junto a instrumentos mecánicos, que fueron realizados expresamente para adaptarse a las pequeñas dimensiones de los trozos de tela sobre los que debían trabajar e hilar.

"El tejido de fondo en lana estaba en pésimo estado de conservación y despedazado y tuvimos que reconstruirlo casi entero, mientras que los bordados de lino de la superficie del tejido estaban muy bien conservados a pesar del degrado del paso del tiempo", aseguró Pastorelli.

Por su parte, los cinturones de bronce fueron limpiados con resina y posteriormente protegidos en vitrinas con parámetros de humedad relativa para mantener las condiciones adecuadas.

"Estos tejidos orgánicos raramente se conservan así de bien, sobre todo en el suelo arqueológico italiano, que presenta condiciones microclimáticas desfavorables", afirmó Laurenti.

Cristina Rocha