19 de septiembre
Martes
Despejado
21°
33°
Miércoles
Calor
22°
36°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
19°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
sábado 1 de julio de 2017, 01:00

Los aliados del cartismo se salvan de pedido de auditoría

Ser un aliado del presidente Horacio Cartes en este momento de la coyuntura en que tiene mayoría en todos los poderes del Estado, sin duda, se convirtió en una ventaja.

Es el caso de varios ex presidentes del Congreso que según los antecedentes de la propia institución metieron más funcionarios y a pesar de tener cuestionadas gestiones se salvan de la auditoría.

En esa lista están el oficialista Óscar González Daher; Jorge Oviedo Matto, del Unace; el colorado Julio César Velázquez y el liberal Blas Llano.

Todos ellos, a excepción de González Daher y Oviedo Matto, presidieron el Congreso en ese orden a partir del 2013, pero el cartismo decidió pedir auditoría solamente para los dos últimos que son Mario Abdo Benítez, de la disidencia, y el liberal Roberto Acevedo.

En publicaciones de años anteriores en este diario, con base en informes oficiales de la Cámara Alta se pudo constatar que en tan solo cinco años en el Senado se acomodó a unos 944 funcionarios. Actualmente, existen más de 1.400.

Específicamente abarca desde el 2010, año en que asumió González Daher, y el 2015, que le tocó a Llano.

De acuerdo con las informaciones que se obtuvieron de manera oficial a través de la Ley de Acceso a la Información Pública en el Congreso y el Senado se contaba con un total de 463 funcionarios, pero a partir del 2010 se fue inflando esa cantidad.

Se realizó incluso un cálculo estadístico que arrojó un crecimiento del 67% más desde el 2010 hasta junio del 2015.

Ya en esa publicación, se mencionó que Oviedo Matto lideraba el ránking de los senadores, ya que contrató a 352 funcionarios durante sus dos años al frente del Congreso.

Además, tuvo varios cuestionamientos a su gestión, ya que aparte de la contratación a mansalva que realizó, estuvo en el ojo de la tormenta por la polémica adquisición de un costoso piano, y la construcción de un quincho de oro.

Justamente lo que le había costado el cargo de presidente del Congreso, y tuvo que ceder al liberal Alfredo Jaeggli, fue una investigación sobre irregularidades en la venta de tierras al Indert.

González Daher había figurado en el segundo lugar de los ex presidentes que más contrataciones hicieron en el Congreso y el Senado. En su haber figuran en total 271 funcionarios que empleó en su gestión en el 2010-2011.

De acuerdo con las informaciones que se manejan, los legisladores aprovecharon para acomodar a sus correligionarios, amigos y familiares.

En tercer lugar, estaba Velázquez, quien presidió el Congreso del 2013 al 2014.

Durante ese periodo de un año había conseguido ubicar a un total de 150 funcionarios. Llano también ubicó a varios de sus adeptos.