16 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
miércoles 26 de abril de 2017, 01:00

Los 16 distritos del Ñeembucú están en emergencia tras torrencial lluvia

Un 40% de la ciudad de Pilar se inundó y ya falta poco para alcanzar la media anual de lluvia. Villalbín, Cerrito y Tacuaras están aisladas. La producción agrícola está perdida y los caminos destrozados.

La torrencial lluvia con fuertes descargas eléctricas, registrada ayer, inundó varias viviendas por el desborde de arroyos en las zonas bajas de la ciudad de Pilar, y desde el Municipio reportaron daños y muchas viviendas inundadas. Las clases en escuelas y colegios fueron suspendidas en todo el departamento.

Los 16 distritos del Ñeembucú se declararon en emergencia. Las comunidades Villalbín, Cerrito y Tacuaras están aisladas , informó el corresponsal Juan José Brull.

En todo el 12° departamento, por la lluvia que no paraba, dejó sin caminos a los pueblos y pérdidas a los productores agrícolas. Igualmente el sector pecuario fue afectado seriamente.

El intendente de Villalbín, Milciades Antonio Mendieta, refirió que ya fueron sobrepasados para dar respuesta a los afectados.

Los registros de lluvias son altísimos. En cuatro meses, hasta el mediodía de ayer ya cayeron en Pilar 800 milímetros; en enero, 116 mm, febrero, 133,7 mm, marzo, 107,8 mm, y en abril 442,5 mm, siendo la media para todo el año de 1.400 mm.

Toda la producción de los agricultores está perdida. La preocupación de los pequeños ganaderos es que ya no quedan lugares secos, todo está bajo agua, lo que puede ocasionar mortandad.

El temporal irrumpió con mucha violencia en Pilar y en todo el Ñeembucú. Los vientos del sector noreste con ráfagas de hasta 85 kilómetros por hora, truenos, relámpagos y una torrencial lluvia que se inició en las primeras horas de la víspera.

La ciudad de Pilar resultó inundada en un alto porcentaje, con cuantiosos daños en las viviendas y enseres de sus habitantes. Se calculó que un 40% de la capital del Ñeembucú estuvo inundada durante varias horas.

Desde la Secretaría de Riesgos de la Municipalidad de Pilar se señaló que unas 150 familias tuvieron que ser evacuadas y ubicadas en la parroquia del Santísimo Redentor y en el polideportivo municipal.

En la Gobernación del Ñeembucú indicaron que hay pueblos que ya están en el agua y se pusieron en comunicación con autoridades de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) para solicitar ayuda.

Alberdi también fue golpeada por la torrencial precipitación pluvial, se indicó.

Destacaron que la cantidad de lluvia fue impresionante, que anegó caminos y cortó rutas en accesos, también cayeron árboles añosos y tendidos de energía eléctrica.

La Gobernación se preparaba a declarar la emergencia departamental.

Ante la situación delicada que pasan en Ñeembucú, se suspendieron las clases en las regiones educativas 1, 2 y 3 del departamento.