9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 13 de noviembre de 2016, 09:59

Lorenzo se despide de Yamaha como los grandes campeones, con una victoria

Cheste (Valencia), 13 nov (EFE).- El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) se despidió de la marca con la que debutó en MotoGP como lo hacen los grandes campeones, con una victoria forjada desde la primera hasta la última vuelta en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana que se disputó hoy, domingo, en el circuito Ricardo Tormo de Cheste.

La mala salida de Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) y el mucho tiempo que tardó en superar a sus rivales de turno, le impidieron pelear por la victoria con Lorenzo, aunque no garantizarse la segunda posición del podio, por delante del italiano Andrea Iannone (Ducati Desmosedici GP16).

Jorge Lorenzo no falló tampoco en la salida, como en él suele ser habitual, y al llegar a final de recta encabezó un pelotón en el que tras su estela se situó el italiano Andrea Iannone (Ducati Desmosedici GP16), el español Maverick Viñales (Suzuki GSX-RR) y el también italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1).

Márquez, algo rezagado al apagarse el semáforo al no conseguir evitar que se levantara la rueda delantera de su moto, se tuvo que fajar con algunos rivales para completar el primer giro en la quinta plaza, pegado tras el rebufo de Rossi y por delante de su propio compañero en el equipo Repsol Honda, Dani Pedrosa, quien hizo una buena salida y pasó de la octava a la sexta plaza.

El piloto de Yamaha, con vuelta rápida y nuevo récord de carrera ya en el segundo giro (1:31.179), aprovechó que todo se le puso de cara con el fallo de algunos de sus rivales en la salida para marcar ciertas diferencias, ya cercanas al segundo de distancia respecto a su inmediato perseguidor, Andrea Iannone.

En la tercera vuelta la ventaja de Jorge Lorenzo ya era superior al segundo, con nuevo récord de vuelta rápida en la cuarta (1:31.171), y tras él se formó un cuarteto con Iannone, Viñales, Rossi y Márquez que buscaba el lugar idóneo para adelantar al rival, pues el italiano de Ducati dio la impresión de estar ralentizando a sus rivales, lo que propició que desde atrás se uniese a ellos el también italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP16).

Con seis vueltas completas al trazado, el piloto de Yamaha ya contaba con una ventaja de casi dos segundos (1,926) y la carrera perdió a uno de sus protagonistas destacados, Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), que se fue al suelo en la curva dos sin hacerse daño pero también sin la posibilidad de continuar.

La ventaja de Jorge Lorenzo iba en aumento y al siguiente giro ya era de 2,556 segundos.

Rossi no pudo con Iannone hasta la novena vuelta, pero a final de recta entró completamente colado para evitar que la mayor velocidad de la Ducati le relegase nuevamente a la tercera plaza y tuvo que abrirse para evitar la caída, momento que aprovechó Iannone, si bien en esta ocasión no le costó tanto volver a adelantarlo.

En tanto, Jorge Lorenzo iba abriendo cada vez más las diferencias, de casi cuatro segundos en el décimo giro y superior aún una vuelta después, con el quinteto que le perseguía peleándose constantemente por la segunda posición.

Rossi consiguió mantener la segunda plaza y Márquez comenzó a atacar a Iannone para intentar superarlo, pero sus primeros esfuerzos resultaron baldíos y los ataques entre todos ellos constantes, hasta que en la vigésima vuelta el piloto de Repsol Honda logra superar a Iannone para ponerse segundo, cerrando todos los huecos, con Rossi entonces cuarto.

El ritmo constante de Jorge Lorenzo le permitió consolidar una cómoda ventaja que le garantizó su cuarta victoria de la temporada, algo semejante a lo que hizo Marc Márquez en la segunda y si bien rodó en el tramo final casi medio segundo más rápido que el de Yamaha, no pudo neutralizar su ventaja en lo que restaba de competición.

El británico Cal Crutchlow (Honda RC 213 V), noveno en el decimosexto giro, se fue por los suelos en el siguiente, lo que permitió ganar una posición tanto a Álvaro Bautista (Aprilia RS-GP) como a Héctor Barberá (Ducati Desmosedici GP14.2), que luchaban entonces por el undécimo puesto junto al italiano Danilo Petrucci (Ducati Desmosedici GP15).

Bautista acabó en una más que meritoria décima plaza su última carrera con la Aprilia RS-GP, por delante de Héctor Barberá, mientras que Maverick Viñales fue quinto, con Pol Espargaró, sexto, por delante de su hermano Aleix (Suzuki GSX-RR) y con "Tito" Rabat (Honda RC 213 V), decimoséptimo.

Juan Antonio Lladós