29 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 12 de octubre de 2016, 05:59

Lorenzo encara Motegi con la lucha por el segundo puesto del Mundial en mente

Tokio, 12 oct (EFE).- El español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) cree que la lucha por el segundo puesto del Mundial de MotoGP todavía es posible si en el Gran Premio de Japón, que este fin de semana se disputa en el circuito de Motegi, logra recortar puntos a su compañero de equipo, el italiano Valentino Rossi.

"Matemáticamente todavía no es imposible ser campeón, aunque va a ser muy complicado", dada la ventaja de Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) sobre Rossi (52 puntos) y él mismo (66 puntos), reconoció hoy el piloto a Efe tras participar en un evento con aficionados del equipo Movistar Yamaha celebrado en Tokio.

Lorenzo encara con optimismo y seguridad Motegi, un circuito que, dice, le gusta mucho, va muy bien para la Yamaha y en el que siempre ha ido muy rápido y obtenido grandes resultados (tres victorias, en 2009, 2013 y 2014).

El palmesano, quien cuenta con la determinación para luchar por una nueva victoria nipona, espera que el tiempo acompañe y que "los neumáticos y la moto funcionen bien para luchar por ganar otra vez".

"Una de mis cualidades siempre ha sido la concentración y centrarme en cada momento encima de la moto; siempre doy el máximo", explicó el piloto de Yamaha, que las próximas dos temporadas correrá con Ducati, donde experimentará el reto de ganar otro título con una moto diferente.

A pesar de sus ganas por igualar al australiano Casey Stoner (Repsol Honda RC 211 V), quien brindó la última victoria a la firma italiana (2010), Lorenzo aseguró que no tiene una "presión excesiva", que todo lo que llegue a partir de ahora es "un extra".

"Soy una persona muy afortunada porque he cumplido siempre mis sueños con creces, mucho más de lo que pensaba, y ya tengo cinco campeonatos. (...) Si puedo ganar otro campeonato del mundo en este caso con mi próxima marca, estaré muy contento; sino, también será un gran éxito igualmente en mi carrera", sentenció.

El relevo de Lorenzo -así como el del también español y compañero Pol Espargaró, que correrá con KTM en 2017 y 2018- lo tomará su compatriota Maverick Viñales (Suzuki GSX-RR).

"Lo tiene todo por delante. Tiene un gran talento, ambición y agresividad", opinó sobre él el palmesano, quien considera que "Maverick tiene un nivel similar (al de Rossi) con muchos años menos", aunque advirtió: "De momento sólo ha ganado una carrera y todavía tiene que demostrar mucho en el futuro".