9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 11 de agosto de 2016, 15:08

Lluvia de estrellas en la madrugada del viernes

La anual lluvia de estrellas fugaces de Las Perseidas, conocida popularmente como las "lágrimas de San Lorenzo", alcanzará su máxima intensidad en la madrugada del 12 de agosto y podrán ser observadas desde el suelo paraguayo.

Las Perseidas podrán verse con mayor intensidad en la madrugada del 12 de agosto, desde las 02.00 hasta las 05.00, una vez que su radiante, localizable en la dirección norte, salga sobre el horizonte, según informó el profesor Blas Servín.

Las Perseidas -o lluvia de meteoritos- tienen su origen en los cometas, cuando se acercan al sol y comienzan a perder material dando lugar a la formación de la cola del cometa formada por rocas y polvo, que quedan orbitando alrededor del sol, explicó.

El profesor comentó que cuando la tierra cruza la órbita de estos restos tenemos la lluvia de meteoritos o lluvia de estrellas, como eran llamados en la antigüedad.

Señaló que Las Perseidas viajan a 108.000 km por hora e ingresan a 60.000 km. por hora a la atmósfera de la Tierra, lo que provoca que se frenen y suban su temperatura hasta que se encienden y se pulverizan con la atmósfera.

"Eso es lo que vamos a poder ver, los trazos en el cielo, lo que se suele llamar estrellas fugaces", indicó Servín.

En ese sentido, comentó que para apreciar Las Perseidas necesitamos un campo visual amplio, por lo que no se recomienda el uso de binoculares o telescopios ya que su campo visual es muy pequeño.

"Lo recomendable es mirarlo a simple vista, en un lugar fuera de la ciudad, como San Cosme y Damián o Arroyos y Esteros", aconsejó Servín.

No obstante, aseguró que los asuncenos, si bien no van a ver la cantidad de "estrellas" que se podrá ver en el interior, igual podrán apreciar algunas. Recomendó también que estén bien abrigados.

Cada año por estas fechas la Tierra cruza la órbita del cometa Swift-Tuttle, que pasó cerca del Sol por última vez en 1992.

La lluvia de meteoros que se produce suele tener su máxima actividad entre el 12 y 13 de agosto, pero el fenómeno es apreciable en menor intensidad desde la segunda mitad de julio hasta finales de agosto.