23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
jueves 27 de abril de 2017, 19:20

Llega a Chile una muestra del archivo personal del asesinado excanciller Letelier

Santiago de Chile, 27 abr (EFE).- A 40 años del asesinato del excanciller chileno Orlando Letelier, se inauguró hoy en Santiago, una exposición que fue posible gracias a la donación de archivos y objetos personales del político, que fue exhibida en el 2016 en Estados Unidos para la conmemoración del atentado en el que murió.

La ceremonia de este jueves fue encabezada por uno de los hijos de Letelier, el senador Juan Pablo Letelier, quién agradeció la labor realizada por el equipo del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

"Estoy muy agradecido con todas las personas que trabajaron en el museo. Estas son iniciativas que logran acercar mucho mas a las personas a la historia de nuestro país. A través de la recuperación de la memoria podremos entender el quehacer de hoy en el país," expresó el parlamentario socialista.

El legislador agregó que "somos una sociedad en parte todavía traumada, nos cuesta reconocer cosas que son horribles, chilenos matando a chilenos para imponer un modelo, nos cuesta a algunos hacernos cargo de nuestra historia y memoria".

La ceremonia contó con la presencia de la viuda, Isabel Margarita Morel quién a sus 82 años dijo a Efe que "primero que nada siento una gran emoción y siento que se hace justicia".

"Esta muestra sirve para que nuevas generaciones conozcan que existieron personas que lucharon no por dinero, sino por ideales y eso me encanta. Muchos jóvenes van a ver esto y pueden sacar una lección, me emociona mucho", añadió Morel.

La muestra contó con la participación de la hermana de la víctima y abogada de derechos humanos, Fabiola Letelier, junto a sobrevivientes del campo de concentración "Isla Dawson", donde estuvo detenido y fue torturado el excanciller del asesinado presidente Salvador Allende (1970-1973).

La profesional afirmó que esta iniciativa "es una muestra de que hay conciencia y claridad, no sólo en lo jóvenes, sino que también en la sociedad de lo que pasó en Chile, durante 17 años que padecimos muerte y violencia durante la dictadura".

Orlando Letelier permaneció recluido y torturado en dos centros de detención, hasta que gracias a presiones internacionales, logró en septiembre de 1974 exiliarse en Venezuela junto a su familia, antes de viajar a Estados Unidos.

Mientras realizaba labores como miembro de la oposición a la dictadura chilena en el extranjero, Pinochet emitió un decreto que le arrancó la nacionalidad al político semanas previas a su homicidio, la cual fue restituida postmortem en 1990, al finalizar la dictadura de Pinochet (1973-1990).

Días antes de su muerte, Letelier escribió un discurso afirmando su nacionalidad y desafiando la decisión del régimen, "yo nací chileno, soy chileno, y moriré chileno", frase con la que se titula la exposición en el Museo de la Memoria y Derechos Humanos.

Orlando Letelier se convirtió tras el golpe militar -el 11 de septiembre de 1973-, en el principal opositor al régimen militar, algo que Pinochet no le perdonó hasta el punto de ordenar su asesinato el 21 de septiembre de 1976, a pocas cuadras de la Casa Blanca.

Letelier fue asesinado en Washington D.C. con una bomba activada por control remoto, que se encontraba colocada debajo del automóvil en que se desplazaba.

En el carro bomba también murió su secretaria y ayudante, la estadounidense Ronni Moffitt, y dejó herido al esposo de esta, Michael Moffitt.

Los restos de Letelier fueron sepultados en Venezuela, pues Pinochet no permitió enterrarlo en Chile. Su cuerpo fue repatriado en 1994.

El crimen de Letelier fue ejecutado por el exagente de la CIA Michael Townley, el mismo que fraguó el atentado en el que murió el excomandante en jefe del Ejército Carlos Prats y su señora en Buenos Aires, en 1974.

En 1995, la justicia chilena condenó a siete años de cárcel al exjefe de la temible Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), y general en retiro del Ejército, Manuel Contreras y el exbrigadier Pedro Espinoza, como autores intelectuales del atentado al excanciller.

La Corte Suprema chilena aprobó la solicitud de extradición desde Estados Unidos (diciembre del 2016), de los exagentes de la DINA Armando Fernández Larios y Michael Townley por su responsabilidad en el delito de homicidio calificado de Ronnie Moffitt.