27 de marzo
Lunes
Muy nublado
22°
30°
Martes
Despejado
22°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
jueves 16 de febrero de 2017, 01:00

Llanismo opera pese a amenaza de sanción

El llanismo se jugará por la figura de la concertación en la próxima convención del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), en la que parte con desventaja a raíz de que dos estructuras oficialistas, la de Efraín Alegre, como presidente del PLRA; y la de Salyn Buzarquis, quien ostenta la tercera mayoría, concentran en sus filas la mayoría de convencionales a favor de la alianza.

No obstante, según los referentes del sector disidente dentro del PLRA conseguirían torcer a su favor los votos, a raíz de que varios convencionales estarían descontentos con las medidas disciplinarias surgidas desde que Efraín Alegre tomó el timón partidario.

De esta manera, además de desafiar la postura del Directorio en cuanto a acuerdos electorales, se expondrán a las sanciones que pueda resolver la convención que ya los notificó para comparecer. Los cargos son por defender la enmienda para la reelección, tema de debate en el Senado.

Ni el diputado Sergio Rojas, ni la senadora Blanca Fonseca se mostraron temerosos de las posibles sanciones que surjan contra los llanistas en la próxima convención, por su afinidad con la enmienda.

“Quieren confundir de que la concertación es lo mismo que la enmienda. Lo que buscamos es dar apertura a todas las figuras de la oposición con la concertación; en cambio, Alegre quiere la alianza, porque no acepta competidor. Si es que tiene arrastre y los votos como dice, ¿por qué no compite con las demás figuras?”, consultó Rojas.

El llanista adelantó que operan para habilitar la vía que más conviene a las chances de la dupla que ellos están apoyando, la del senador Fernando Lugo y el gobernador de Central, Blas Lanzoni. “En el caso de que Lugo quede habilitado, queremos que sea el candidato de una concertación. Él tiene mucha aceptación en las bases, pese a quien le pese”, refirió.

Las estimaciones de los llanistas si se hace hoy la convención, es auspiciosa, ya que tendrían la mayoría exigida para aprobar el mecanismo por el que operan. “Tenemos más de 370 convencionales con la posición de la concertación. De plano, Alegre parte derrotado, porque dividió al partido con su postura de perseguir a los correligionarios que no apoyan su candidatura”, señaló Rojas.

Resistida. A su turno, Fonseca salió al paso de la disposición partidaria de convocarla para comparecer por su abierta simpatía con la figura de la enmienda, so pena de recibir sanciones.

Afirmó que desde ya hace tiempo está a favor de la reelección. Desafió a la convención pese a que en el Departamento de Guairá, de donde es oriunda, la mayoría de los convencionales están listos para sacarle la confianza y pedir su sanción.