23 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 15 de marzo de 2017, 15:06

Líderes latinos alertan de que propuesta sanitaria de Trump será "desastrosa"

Líderes de la Agenda Nacional de Liderazgo Hispano (NHLA) alertaron este miércoles que la reforma sanitaria promovida por líderes republicanos y apoyada por el presidente de EE.UU. sería "desastrosa" para los hispanos, uno de los colectivos que más podría verse afectado por una menor cobertura.

EFE

En una teleconferencia de prensa, Héctor Sánchez, presidente de NHLA, una coalición de líderes hispanos, dijo que se oponen a la American Health Care Act, la propuesta de ley promovida por el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, con el apoyo del mandatario estadounidense, Donald Trump.

"Queremos pedir al Congreso que se oponga a esta ley", indicó Sánchez, quien recordó que los 57 millones de hispanos residentes en el país pueden ser uno de los colectivos más afectados por una nueva ley, que reemplazaría a la reforma del expresidente Barack Obama (2009-2017), conocida popularmente como Obamacare.

Según estimaciones de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO), en el primer año de aplicación de la reforma sanitaria republicana 14 millones de personas perderían sus coberturas sanitarias.

Con la reforma sanitaria de Obama, 4,2 millones de hispanos de edades entre 16 y 64 años han obtenido cobertura sanitaria de la que antes carecían, en parte por la ampliación del programa del Medicaid, plan para ofrecer acceso sanitario a las personas de bajos recursos.

Lo que la reforma de Ryan propone, según indicó Janer Murguía, presidenta de Consejo Nacional de La Raza, "son planes con cuotas más baratas, pero con menores coberturas y mayores costes directos al bolsillo".

"Debemos defender la Ley de Salud Asequible (la reforma vigente de Obama) y todos los programas que proveen mejor cuidado de salud a la comunidad latina", explicó Murguía.

Elena Ríos, presidenta de la Asociación de Médica Nacional Hispana, aseguró que "debemos oponernos a todo proyecto de ley que dañe a nuestra comunidad y esta propuesta lo hace".

La reforma presentada por Ryan modifica partes clave de la ley sanitaria de Obama, al eliminar la obligación de obtener un seguro so pena de multa, al poner límites a las ayudas para absorber las subidas de las cuotas de algunos asegurados y contener las contribuciones al programa del Medicaid para los más desfavorecidos.

Murguía recordó que 600.000 niños hispanos han conseguido cobertura sanitaria gracias la reforma de Obama.

Todos los ponentes coincidieron que la reforma de la anterior Administración es una "fuente de cuidado médico vital para la comunidad latina".

Jessica González-Rojas, directora ejecutiva del Instituto Latino Nacional de Salud Reproductiva, resaltó que la reforma republicana podría tener un efecto negativo entre las latinas, al limitar el acceso a planificación familiar, medidas anticonceptivas o de control de enfermedades como el cáncer de mama.