22 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Nublado
20°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 15 de marzo de 2017, 13:13

Líder demócrata arremete contra el nominado por Trump al Supremo de EE.UU.

Washington, 15 mar (EFE).- El líder de la minoría demócrata en el Senado de EE.UU., Chuck Schumer, acusó hoy al juez Neil Gorsuch, nominado por el presidente Donald Trump para ser uno de los magistrados del Tribunal Supremo del país, de alinearse con los intereses de las empresas y dejar de lado a los ciudadanos.

Las audiencias de confirmación de Gorsuch para llegar al máximo tribunal comenzarán la semana que viene, por lo que Schumer ha querido subrayar sus medidas "alineadas con la derecha" durante su carrera como juez federal.

"El juez Gorsuch puede actuar como un juez neutral y calmado, pero cuando miramos su historial y su carrera, se ha alineado con la derecha, poniéndose del lado de las empresas y de la agenda de los intereses especiales", aseguró el senador por Nueva York.

El legislador demócrata argumentó que la Corte Suprema ya es demasiado "procorporativa" y añadió que Gorsuch la inclinaría aún más.

"Como he dicho antes, nosotros en el Senado tenemos una responsabilidad especial para juzgar si este candidato, el juez Gorsuch, inclinará la balanza en la corte a favor de los grandes negocios y los poderosos intereses especiales por encima de los estadounidenses de a pie", dijo Schumer.

El senador mostró para ello informaciones del diario New York Times que apuntan a las conexiones de Gorsuch con el multimillonario Philip F. Anschutz.

Como abogado, Gorsuch trabajó para Anschutz, quien entonces presionó al Gobierno de George W. Bush para que nombrara a Gorsuch como juez federal de apelaciones.

Anschutz es donante de la Fundación Heritage, de corriente conservadora, y de la Sociedad Federalista, dos de las organizaciones que asesoraron a Trump en su largo listado de candidatos a la vacante de la Corte Suprema, entre los que el mandatario eligió precisamente a Gorsuch.

Ya hace más de un año que el Alto Tribunal cuenta con un juez menos, ocho de los nueve que lo componen, después de que falleciera el magistrado Antonin Scalia.

Durante meses, los republicanos se negaron a someter a votación al nominado propuesto por el entonces presidente Barack Obama, Merrick Garland, a quien ni siquiera le concedieron audiencias de escrutinio.