26 de febrero
Domingo
Mayormente nublado
23°
34°
Lunes
Mayormente nublado con tormentas
24°
34°
Martes
Chubascos
24°
34°
Miércoles
Muy nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 30 de diciembre de 2016, 01:00

Licitan corredor de exportación que se conectará a 8 puertos

El corredor de exportación de 147 kilómetros que unirá las localidades de Natalio, Itapúa, y Cedrales, Alto Paraná, ya está en proceso de licitación, según informaron los responsables del proyecto vial del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

La particularidad del futuro asfaltado es que permitirá el acceso a ocho puertos graneleros de diversas localidades, que servirán para la exportación de la producción desde esa zona del país, principalmente de granos.

No solo ayudará a un sector muy importante de la economía local, sino sacará del aislamiento a pobladores de los dos departamentos del país, donde aparte de las grandes producciones, también reina la pobreza por la producción mecanizada.

La obra del corredor principal que financia la JICA es por un monto de 17.897 millones de yenes, equivalentes a unos 176 millones de dólares. Por otro lado, el MOPC estima una inversión de otros 100 millones de dólares como contrapartida local, para asfaltar los accesos a los 8 puertos, que hoy son rutas empedradas y de tierra. En total, el ambicioso proyecto tendrá una inversión de 276 millones de dólares.

En el caso de los accesos a los puertos, que es la contrapartida local, en algunos casos ya se están pavimentando, como el de Capitán Meza (Itapúa), donde se busca unir la mencionada localidad con el Puerto Don Joaquín. También ya empezó la pavimentación sobre empedrado del tramo para llegar al Puerto Triunfo, y otros como el de Frutika que se unirá con el Puerto Dos Fronteras.

En cuanto al corredor principal de 147 km comentó que será una ruta de dos carriles, con la peculiaridad de que tendrá un tercer carril donde se tienen pendientes muy pronunciadas. Esto para permitir el paso de los camiones de gran porte, así como tiene hoy algunos sectores de la ruta sexta. Tendrá 15 metros de calzada, y 2,5 metros de banquina. Se harán también circunvalaciones para evitar la zona urbana y calles colectoras.