6 de diciembre
Martes
Poco nublado con tormentas
22°
32°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 6 de agosto de 2016, 08:31

Librero hongkonés revela tácticas de Pekín mientras crece el independentismo

Pekín, 6 ago (EFE).- El librero hongkonés Lam Wing-kee, que pasó ocho meses detenido por agentes chinos, reveló hoy que Pekín quería utilizarle como espía, en un momento en el que crecen los apoyos a la independencia en la región tras las últimas acciones del régimen chino, que muchos ven como un ataque a sus libertades.

El que fuera gerente de una librería especializada en obras "sensibles" para el régimen, con detalles sórdidos de la vida de los líderes o de los entresijos del Partido Comunista, aseguró que un agente chino le dijo que tenía que seguir trabajando en la librería cuando volviera a Hong Kong para pasarle información.

"Tenía que ser sus ojos y sus oídos", señaló Lam en un relato de su detención que escribió desde una ubicación confidencial, donde la Policía hongkonesa le protege, según publica hoy el diario local South China Morning Post.

El librero y otros cuatro socios y empleados de la librería desaparecieron misteriosamente el año pasado y reaparecieron meses después en custodia china, detenidos por supuestamente vender "libros prohibidos" en el continente pero legales en Hong Kong, región que disfruta de mayores libertades.

A día de hoy, uno de ellos aún permanece en manos de las autoridades, Gui Minhai, que también cuenta con pasaporte sueco.

Cuando fue liberado en junio, Lam ofreció una rueda de prensa en la que alegó que había sido detenido ilegalmente por agentes chinos, que le mantuvieron completamente incomunicado desde octubre y que le obligaron a confesar en televisión.

Sus nuevas revelaciones se producen un día después de que se celebrara la bautizada como la "primera manifestación por la independencia" de la historia de Hong Kong, a la que se sumaron más de dos mil personas el viernes.

Los manifestantes se reunieron en los alrededores de la sede del Gobierno local junto a cinco de los seis candidatos independentistas que han sido vetados en las elecciones al Parlamento de Hong Kong que se celebrarán en septiembre.

Los candidatos fueron vetados por su defensa de una ruptura con China y a pesar de que alguno de ellos aceptara firmar una declaración en la que se estipulaba que Hong Kong es parte "inalienable" de China.

La manifestación del viernes superó todas las expectativas, por lo que expertos locales consultados por Efe consideran que es una muestra de que los ciudadanos están "indignados" por la cada vez mayor intromisión de China en la política hongkonesa.