25 de marzo
Sábado
Mayormente nublado
24°
32°
Domingo
Mayormente nublado con tormentas
22°
28°
Lunes
Tormentas
21°
29°
Martes
Parcialmente nublado
22°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
domingo 19 de marzo de 2017, 01:00

Liberan a colono, pero con precisas instrucciones de no fumigar o muere

Por Carlos Marcelo Aquino

SAN PEDRO

Finalmente, Gerardo Wall Rempel (40), menonita de la colonia Río Verde, fue liberado en la mañana de este sábado por sus secuestradores tras unas siete horas de haber sido llevado por tres hombres fuertemente armados con fusiles de asalto y vestidos con uniforme tipo militar. La víctima fue de nuevo puesta en libertad por la banda armada que lo llevó en cautiverio en la misma zona de donde lo tomaron a la fuerza en la noche del viernes.

Los autores del secuestro supuestamente exigieron al menonita que cumpla con las llamadas leyes revolucionarias, impuestas a los pobladores por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en particular no fumigar. También le dejaron en claro que no debía volver al lugar o la pena será la muerte.

Tras la liberación de Franz Wiebe, recordemos que los epepistas habían dejado una nota en la colonia Río Verde, en la que advertían a los colonos que se convertirían en objetivos militares si no cesaban con los cultivos de soja y granos; además, los calificaban de invasores.

El plagio y posterior liberación de Wall se sucedieron en la compañía López Salinas, de Santa Rosa del Aguaray, donde el menonita alquila 150 hectáreas de tierras para cultivar maíz y soja. Los secuestradores aparecieron cuando retornaba del lugar luego de fumigar su cultivo.

El capataz Ramón Escobar fue la última persona con quien estuvo el colono antes de ser llevado por los delincuentes y también fue la primera persona que tuvo contacto con su patrón tras ser liberado, ya que el menonita llegó a la casa de su capataz cuando los hombres armados lo dejaron libre.

ENCUENTRO. Escobar expresó que su patrón llegó a su casa muy cansado y con mucho frío ya que tenía poco abrigo. “Me comentó que los hombres le recriminaron por realizar fumigación en la zona y que le advirtieron que esta es la última vez que le perdonaban, y que no debía volver a la zona”, recordó. Según Wall, los hombres portaban armas largas, y le dejaron libre reiterándole que no vuelva al lugar.

Según Escobar, los delincuentes le mantuvieron muy cerca del sitio donde lo tomaron. “Me dijo que escuchaban y hasta veían cuando llegaban vehículos y los de la FTC hasta donde quedó el tractor con la fumigadora que intentaron quemar”, enfatizó.

¿SON O NO? “Por las características, creemos que se trata de grupos delincuenciales de la zona y no del EPP, pero es prematuro para afirmar categóricamente”, indico el fiscal Alberto Torres.

El comisario Gilberto Fleitas, jefe de Antisecuestro de la Policía, fue más categórico y dijo que los autores serían integrantes de un grupo a quienes ya vienen investigando desde hace un tiempo y que algunos integrantes ya fueron detenidos hace unos meses.