22 de marzo
Miércoles
Nublado con chubascos
22°
30°
Jueves
Mayormente nublado
21°
31°
Viernes
Parcialmente nublado
22°
33°
Sábado
Muy nublado
23°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 27 de junio de 2016, 00:02

Li Keqiang: El "brexit" añade incertidumbre a la economía global

Pekín, 27 jun (EFE).- El primer ministro chino, Li Keqiang, consideró hoy que la salida del Reino Unido de la Unión Europea añade "una nueva incertidumbre" a la situación de la economía global.

El impacto del "brexit" "ya se ha sentido", señaló Li en su intervención en el Davos de verano, un foro que se celebra estos días en la ciudad china de Tianjin.

El primer ministro recalcó, no obstante, que China continuará manteniendo una "relación estable" tanto con la Unión Europea como con el Reino Unido, ambos "socios importantes" para la segunda economía mundial.

Se trata de la primera reacción desde el núcleo del Gobierno chino sobre el resultado del referéndum celebrado el jueves en el Reino Unido, en el que la campaña "Vota por salir" del bloque europeo ganó con el 51,9 % de los votos, frente al 48,1 % de los conseguidos por los partidarios de permanecer en la UE.

En su discurso, Li también aprovechó para lanzar un mensaje de calma a los mercados sobre la evolución económica de su país, e insistió en la estabilidad de la economía china, que creció un 6,7 % el primer trimestre del año, su índice de crecimiento trimestral más bajo desde 2009.

"Somos y seguiremos siendo muy optimistas sobre la economía china", recalcó el primer ministro, y consideró que las fluctuaciones a corto plazo son inevitables en medio de la transición estructural que vive China.

Li señaló el exceso de capacidad de la industria como uno de los aspectos más importantes en este cambio, en medio de las preocupaciones y críticas manifestadas por otros países.

"Es importante reducir el exceso de capacidad en los sectores del acero, el carbón y otros con dificultades", indicó.

El Gobierno chino anunció este último año importantes planes para la reforma de sus empresas públicas y el recorte de la producción de acero y carbón, si bien el proceso de puesta en marcha no acaba de satisfacer a sus competidores.

En ese aspecto, el primer ministro no obvió una de las consecuencias que tendrá este proceso a nivel local. "El reto más importante es cómo afrontar posibles despidos", consideró.

En marzo, Li aseguró que la reconversión industrial no conllevará una "pérdida masiva de empleos", aunque de momento las autoridades estiman que 1,8 millones de trabajadores del sector del acero y el carbón perderán su trabajo.

El primer ministro también se refirió en su discurso a otro de los asuntos que genera más tensiones con otros países, el yuan, y aseguró que "las bases de la economía china muestran que no hay justificación para una devaluación persistente" de la moneda china.

"Tenemos la capacidad para mantener el yuan estable", afirmó Li.

Además, insistió en que el país permanece "abierto" a inversores y que les da la bienvenida, en un momento en el que las empresas extranjeras advierten sobre el agravamiento de los obstáculos a sus operaciones en el país y la persistencia de las barreras a la inversión.