20 de septiembre
Miércoles
Calor
23°
36°
Jueves
Parcialmente nublado
19°
35°
Viernes
Mayormente despejado
18°
29°
Sábado
Nublado
17°
25°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Editorial
miércoles 19 de abril de 2017, 02:00

Legisladores colorados deben retirar proyecto de enmienda

Ahora que el presidente Horacio Cartes renunció públicamente a seguir intentando violar la Constitución para imponer su reelección, los legisladores del sector oficialista del Partido Colorado deberían también asumir un gesto de sensatez y retirar el ilegal proyecto de enmienda que insisten en hacer aceptar en la Cámara de Diputados. El texto, aprobado irregularmente por un "Senado paralelo", no tiene ningún sentido, dada su ilegalidad. Por el contrario, la permanencia del proyecto sigue generando desconfianza e indignación en la ciudadanía, además de restarle valor al gesto del mandatario. El país espera que se acabe la crisis y se empiece una nueva etapa.

El positivo gesto que protagonizó el presidente de la República, Horacio Cartes, al desistir de sus pretensiones de intentar modificar ilegalmente la Constitución para poder ser reelecto en el 2018, no pudo alcanzar el gran impacto que se podía haber esperado en la población debido a la persistencia de los legisladores del oficialismo colorado en seguir impulsando el proyecto de enmienda en la Cámara de Diputados, aun tras quedarse sin su principal candidato.

De ese modo, la ex presidenta de Partido Colorado, la senadora Lilian Samaniego, y su colega Juan Darío Monges, como voceros de sus colegas, se encargaron de empañar el anuncio presidencial que buscaba descomprimir la grave crisis política, al sostener que no hay ningún cambio en la estrategia seguida hasta ahora y que ellos continuarán adelante para que el proyecto de la enmienda sea finalmente aprobado en la Cámara de Diputados, lo que en la práctica significará consumar la violación de la Constitución.

La inicialmente aplaudida acción del presidente Cartes, de no insistir en su pretendida reelección, prohibida por la Constitución, como una actitud de renunciamiento "para la profundización del diálogo dirigido al fortalecimiento institucional de la República, en armónica convivencia entre los paraguayos", según explicó en su carta al arzobispo de Asunción, lamentablemente no ha sido acompañada ni ha sido debidamente respetada por sus propios seguidores del oficialismo colorado en el Poder Legislativo.

Por el contrario, la afirmación de los senadores Lilian Samaniego y Juan Darío Monges, de que el plan para aprobar la enmienda y violar la Constitución continúa en pie, implica en la práctica un abierto desafío a la actitud del jefe de Estado, poniendo en duda su acción ante la ciudadanía. Esa misma actitud provocadora es además una apuesta a prolongar la crisis política que el jefe de Estado pretende desactivar.

La actitud de los legisladores del oficialismo colorado marca además una diferencia sustancial con la postura de otros dirigentes del mismo sector, como el propio presidente de la ANR, Pedro Alliana, quien sostuvo que al desistir Horacio Cartes de ser el candidato, el proyecto de enmienda pierde todo sentido.

Si de veras quieren apoyar a su actual líder y contribuir a que su renuncia a la inconstitucional reelección tenga un positivo impacto para la pacificación del país, los legisladores del sector oficialista del Partido Colorado deben adoptar la misma actitud y retirar cuanto antes el proyecto de enmienda que ha sido presentado a la Cámara de Diputados. El país espera que realmente acabe la crisis y empiece una nueva etapa.