19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
14°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Parcialmente nublado
10°
22°
Martes
Despejado
17°
26°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
sábado 24 de junio de 2017, 01:00

Lea niega incoherencia y dice que negociarán una salida

Ayer, la ministra de Hacienda, Lea Giménez, participó de un almuerzo organizado por Cerneco y el impuesto a la soja fue tema de discusión. Educadores calificaron de incoherente al Gobierno por jugar a dos puntas.

El Centro de Regulación, Normas y Estudios de la Comunicación (Cerneco) brindó un almuerzo ayer para que gremios y empresas puedan debatir con la ministra de Hacienda, Lea Giménez, sobre la economía nacional. Silvio Piris, titular de la Federación de Educadores del Paraguay (FEP), cuestionó si la actuación del Gobierno de Horacio Cartes no era incoherente, puesto que sus senadores aprobaron la aplicación del tributo, pero luego Giménez señaló que el Ejecutivo vetará la ley.

Al respecto, la ministra defendió la posición y señaló que no es incoherente. Dijo que, al conocer el proyecto original planteado, surgió un susto en el Tesoro y ya se advirtió a los congresistas, durante los diálogos mantenidos, que se iba a vetar el gravamen, por lo que tenían que buscar alternativas.

"El Congreso tuvo una discusión y al final lo que se aprobó es el título. Van a analizar este proyecto y ahí se para la pelota, se tomaron un break. Mi lectura es que ellos (senadores) llamaban al diálogo, escuchar a los sectores, a los técnicos de Hacienda. Entonces se va a conversar sobre una propuesta razonable, que tomen un análisis bien hecho. A mi entender, no existe incoherencia, porque se abrió un diálogo nacional. Se definió tomar un tiempo y hacer una propuesta tomando el punto de vista de cada sector. Vamos a dialogar", apuntó.

El proyecto original planteaba el impuesto al grano exportado y la no devolución del crédito fiscal a las agroexportadoras, temas que no son menores, argumentó.

Entiende la preocupación, pero lo que se considera imprudente, desde el punto de vista técnico-económico, es plantear una propuesta de impuesto de esta forma.

"No vemos un sustento técnico válido para acompañar. Va a tener un impacto demasiado grave en la economía, es demasiado fuerte un impuesto del 15%. Sabemos lo que le pasó a la Argentina después de aplicar un impuesto de este tipo", dijo.

Relató que muchas empresas que estaban en Argentina se mudaron al Paraguay, dado que pueden moverse fácilmente de un país a otro, y lo último que se quiere es que corran del territorio paraguayo.

AL PRODUCTOR. La secretaria de Estado ratificó que, sin importar el impuesto que se aplique, al final el tributo se va a trasladar el mediano y pequeño productor.