9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
20°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Sucesos
sábado 16 de julio de 2016, 01:00

“Le tuve que morder al perro pitbull para que me largue”

Angélica Aguilera Rodas, la mujer que fue atacada por un perro de la raza pitbull, hace dos años en Lambaré, rompió el silencio y contó por primera vez detalles de aquella fatídica tarde del 16 de octubre de 2014, donde fue atacada por el feroz animal que estuvo a unos minutos de sacarle la vida.

“47 mordidas tuve. Primero se me tiró por la pierna, después fue una mordida general: brazo, cuello, en la cara. Le tuve que morder al perro para que me largue”, relataba la mujer a través de Radio Monumental 1080 AM.

Con algo de dificultad para articular las palabras, ya que se le había desfigurado la cara, la mujer detalló también el calvario que le tocó pasar horas después de haber sido atacada. “El perro casi me arrancó la mano derecha. Le pedí al dueño del perro que me lleve al hospital porque no aguantaba más. Pasó la 911 y le lloré al policía que me lleve a Emergencias y ellos me llevaron. En el hospital me comentaron que si llegaba cinco minutos más tarde me iba en sangre”, seguía relatando para luego agregar que unas horas luego de ingresar al Hospital de Trauma perdió el conocimiento, por lo que tuvo que ser entubada y llevada hasta terapia intensiva.

Dura con los dueños. Aguilera también tuvo duras palabras contra la familia Báez, en cuya casa estaba el perro. Según la mujer, el perro estaba en la vereda cuando sucedió el hecho y en más de una ocasión ya les advirtió que algo grave podría pasar.

“En dos ocasiones les dije que no le tenga hacia delante e hizo caso omiso. A la noche, vino y estaba afuera. Delante, en la calle estaba y ahí me atacó. Gritaba, pedía auxilio”, expresó.

Para Angélica, la condena a los dueños del pitbull, que tienen que pagar alrededor de G. 238 millones de indemnización por lo ocurrido, no alivia todo el dolor que ella pasó y sigue pasando en estos dos años en que todavía sigue arrastrando las consecuencias de aquel ataque sufrido.

“Esto nadie te paga. Gracias a un milagro que sobreviví”, reflexionó.

El peso de la mordida de un pitbull equivale a 107 kilogramos. Es el tercer canino cuya mordida es más feroz, por detrás del pastor alemán, cuya mordida equivale a 108 kilos y del rottweiler, cuya presión es de 149 kilos.