27 de marzo
Lunes
Mayormente nublado
22°
31°
Martes
Despejado
22°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
lunes 20 de marzo de 2017, 01:00

Le cortó la inspiración al Ciclón

Sportivo Luqueño dejó atrás su mala racha en su casa y con autoridad superó a Cerro Porteño por dos a cero. Zeballos, Centurión y Marín, las figuras.

Lejos quedó aquel cuadro azulgrana que entusiasmó a la mayoría tras su victoria en el clásico. Hubo mucha actitud en línea general, pero poco fútbol. A pesar de ello, logró generar algunas situaciones frente al arco rival, pero todas fueron desperdiciadas.

Tácticamente a Cerro le costó desbloquear la invasión auriazul en el medio. Rojas y Riveros fueron atorados siempre en todas sus intervenciones y de esa forma los azulgranas carecieron de pelotas claras y profundas en el ataque. Rojitas y Ruiz, tibios y frágiles en sus avances. Haedo estuvo sin alimentación y concluyó lastimado y enojado.

Disciplina y practicidad. Luqueño ganó tácticamente el partido desde el inicio, desde la ejecución de lo planificado. El desdoble de sus volantes y la presión en los conductos de salida de Cerro (Riveros y Rojas) fueron claves. Zeballos, brilló como en tiempo atrás lo supimos observar y fue letal en sus inspiraciones.

Además del juego individual y ser partícipe en las dos jugadas de gol, incorporó sacrificio para colaborar en la marca. Vladimir Marín fue su compinche e intérprete para cerrar el compromiso en dos apariciones, uno en el primer período y otro en el último suspiro. La especialidad de Centurión (atajar penales) también fue decisiva, tras detener el penal a Rojas, e inyectar un aire de triunfo a sus compañeros y a su afición. De lo contrario, la historia sería otra.

negativo. El aspecto negativo del gran choque se vivió nuevamente en las gradas. La parcialidad luqueña, que volvió a ingresar al estadio, pese a tener prohibido, se juntó en Norte y se registraron actos de violencias. También al finalizar, entre ambas hinchadas, se arrojaron proyectiles. Es un llamado urgente a los agentes de seguridad que intervengan y pongan mano dura a los inadaptados y dar protección a las familias.