6 de diciembre
Martes
Tormentas
22°
29°
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
30°
Jueves
Tormentas
21°
27°
Viernes
Lluvioso
20°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
domingo 17 de julio de 2016, 17:21

Lavarropas de las FFAA: Militares dicen que "ahorraron"

Tras darse a conocer el caso de supuesta malversación de dinero en la adquisición de lavarropas y jaboneras para la Academia Militar, representantes de las Fuerzas Armadas de la Nación señalaron que la compra se ajustó a la ley de contrataciones públicas y que incluso se ahorró dinero.


Así señaló el teniente coronel Luis Hermosilla este domingo, entrevistado en el programa La Lupa, emitido por Telefuturo.

"Cada lavarropas sale G. 91 millones, estamos hablando de un lavarropas industrial de altas revoluciones, es transportada en camiones e instalada con grúa. Tenemos 500 cadetes y dos lavadoras. La contratación consistió en adquirir y ponerla en funcionamiento", mencionó el militar.

"La lavandería de la Academia Militar no tiene refacciones hace cincuenta años, hay que desmontar los equipos viejos, hacer una refacción total del edificio, de las instalaciones eléctricas, de los ductos, para nuevamente instalar los equipos nuevos. El costo incluye todos los materiales y la mano de obra", insistió Hermosilla.

Con relación a la jabonera que según la investigación periodística fue adquirida por más de G. 200.000, Hermosilla admitió que su costo por unidad es de G. 25.000, aunque volvió a hablar de la instalación y las refacciones.

Sentenció que entre los oferentes se optó por la opción más económica y que incluso hubo un "ahorro" de G. 980 millones para la institución castrense.

"No puede haber malversación ya que nos basamos en créditos presupuestarios que dependen del Ministerio de Hacienda, no percibimos transferencias como gobernaciones", comentó.

Por su parte, el abogado Mario Aníbal Elizeche, asesor jurídico de las FFAA, desacreditó la investigación periodística y que el general Luis Gonzaga Garcete –jefe de las fuerzas militares– no incurrió en ninguna malversación de fondos.