4 de diciembre
Domingo
Parcialmente nublado
19°
31°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
sábado 23 de julio de 2016, 03:11

Las protestas por la presencia militar francesa en Libia se vuelven contra el Gobierno de unidad

Trípoli, 23 jul (EFE).- Varias manifestaciones contra la presencia militar de Francia en Libia en ciudades del país norteafricano derivaron en protestas contra las autoridades y el Gobierno de unidad libio reconocido por la ONU.

Según constató EFE en el terreno, un grupo compuesto por varios cientos de personas, en su mayoría jóvenes originarios de la ciudad de Bengasi, se manifestó contra la presencia extranjera en general y "la intromisión de Francia" en particular en la base militar marítima Busetta, que respaldó al Gobierno de unidad libio.

Desde la tarde del viernes hasta esta madrugada los manifestantes corearon consignas contra el Gobierno de unidad nacional apoyado por la ONU y el presidente del consejo presidencial, Mohamed Fayez Serraj.

En otra manifestación en la Plaza de los Mártires, en Trípoli, los participantes alzaban pancartas con consignas contra "la intromisión francesa en los asuntos internos libios" mientras coreaban frases por "la expulsión" del enviado especial de la ONU para la zona, Martin Kobler, y contra el Gobierno de unidad.

Los manifestantes ocuparon unas horas la sede del ministro de Asuntos Exteriores.

Las manifestaciones contra la presencia militar del país europeo se iniciaron el pasado día 20 cuando Francia anunció la muerte de tres de sus militares en un accidente de helicóptero en Libia donde realizaban una misión de información en el este del país con las fuerzas del controvertido general Hafter.

Desde la caída del régimen de Muamar al Gadafi en 2011, Libia está sumida en el caos y la guerra civil, con hasta tres autoridades que se disputan el control del país: una en Trípoli, que la ONU considera rebelde; otra en Tobruk, que reconocen numerosos países, y una tercera, llamada Gobierno de unidad nacional, que tiene el respaldo de la ONU y la Unión Europea (UE).

El caos ha sido aprovechado por los grupos yihadistas, y en especial la rama libia del Estado Islámico (EI), que en apenas un año ha avanzado desde su bastión en Derna (oeste de Libia) hacia las ciudades de Bengasi (la segunda en importancia del país) y Sirte, en la costa.