9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
lunes 31 de octubre de 2016, 14:00

Las municipales en Brasil allanan el camino de los presidenciales del PSDB

Río de Janeiro, 31 oct (EFE).- El Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que tiene tres posibles candidatos para las presidenciales de 2018, surgió de las elecciones municipales, concluidas este domingo, como la formación más fuerte del país, según el análisis hecho hoy por sus líderes.

El PSDB ganó 14 de las 57 alcaldías disputadas el domingo en segunda vuelta y que se suman a los 793 Gobiernos municipales que se había adjudicado en la primera vuelta, el 2 de octubre, con lo que elevó en un 15,54 % el número de ciudades que había alcanzado en las elecciones de 2012.

La formación, que gobernó Brasil entre 1995 y 2002 con Fernando Henrique Cardoso, fue la que más votos obtuvo, 21,7 millones de los sufragios, un 11 % más que hace cuatro años.

Pese a que el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), del presidente Michel Temer, fue el que más alcaldías ganó (1.038), el PSDB fue más votado en las capitales y las grandes ciudades y va a gobernar a 34,4 millones de electores, uno de cada cuatro votantes del país.

El Partido de los Trabajadores (PT), que gobernó Brasil en los últimos trece años, primero con Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y después con Dilma Rousseff (2011-2016), sufrió su mayor revés electoral en dos décadas y solo ganó 254 alcaldías, con una caída del 60,19 % frente a 2012, y tan solo una capital, Rio Branco.

Los votos a candidatos del PT cayeron en un 70 %, desde 24,2 millones en las municipales de 2012, cuando fue el partido más votado, hasta 7,6 millones en las de este año, en que fue sexto.

El PT perdió Sao Paulo, la mayor ciudad del país y que era la joya de su corona, y tampoco ganó en ninguna urbe colindante, una zona industrial donde fue fundado el partido.

El revés del PT coincide con la grave recesión de Brasil, cuya economía se retrajo un 3,8 % el año pasado y puede encogerse un porcentaje similar este año, y con el desgaste provocado por las múltiples denuncias de corrupción que lo salpican y con la destitución de Rousseff.

Los resultados de las municipales le otorgan ventaja al PSDB en las presidenciales de 2018, que puede tener como candidatos al gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin; el senador Aécio Neves, derrotado por Rousseff en las presidenciales de 2014, y el actual canciller, José Serra.

Neves perdió protagonismo tras encajar tres derrotas electorales seguidas, la suya en las presidenciales y las de los candidatos que apoyó al Gobierno regional de Minas Gerais y a la alcaldía de Belo Horizonte, sus bases electorales.

Alckmin surgió como el mayor vencedor en las municipales tras las victorias conseguidas por los aspirantes que apoyó, incluso el futuro alcalde de Sao Paulo, Joao Doria.

"Creo que la lectura que podemos hacer de las elecciones es que Brasil pasó la página. Basta del PT que hundió al país en una crisis económica muy grave y dejó 12 millones de desempleados. El PT cayó por una crisis de naturaleza ética y fiscal y Brasil tiene prisa en superarla", festejó hoy Alckmin en sus primeras declaraciones tras las elecciones.

"Vamos a trabajar para recuperar la economía, recuperar los empleos y recuperar la renta", agregó.

El gobernador de Sao Paulo, derrotado en las presidenciales de 2006 por Lula, se abstuvo de comentar su posición de cara a las presidenciales de 2018, una contienda que consideró que "está lejos".

En su página web, el PSDB destacó que, con 807 alcaldes elegidos, incluyendo los de siete capitales, cosechó "el mayor éxito alcanzado por un partido político en 2016 y comprobó el deseo de la población brasileña de elegir candidatos del PSDB en las próximas elecciones".

Otro posible candidato presidencial que salió fortalecido de las elecciones es el exministro de Hacienda Ciro Gomes, aspirante del Partido Democrático Laborista, la única formación de centroizquierda de entre las que apoyaban a Lula que creció en los municipales y que ganó tres capitales: Natal, Sao Luis y Fortaleza.

La exministra de Medio Ambiente Marina Silva, tercera más votada en las dos últimas elecciones presidenciales, también aparece entre la lista de derrotados debido a que la formación política que fundó, la Red, no conquistó ninguna alcaldía importante.

Carlos A. Moreno