21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
18°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 23 de abril de 2017, 14:00

Las lluvias ayudan a la contención de los incendios forestales en Florida

Miami (EE.UU.), 23 abr (EFE).- Las lluvias que cayeron la tarde del sábado significaron un "gran alivio" en la lucha para reducir los incendios forestales que se registran en el suroeste de Florida, informó hoy el gobernador estatal, Rick Scott.

"La lluvia con la que fuimos bendecidos ayer ha proporcionado un gran alivio y ayudó a asegurar que se levantaran las órdenes de evacuación", señaló el gobernador en un comunicado, en el que instó a las poblaciones afectadas a mantenerse vigilantes.

Scott debió retrasar un viaje que tenía previsto efectuar este fin de semana a Argentina para atender en persona el sábado los incendios forestales que se desataron días atrás en el suroeste de Florida, y que arrasaron por lo menos 6.500 acres (más de 2.600 hectáreas) en los condados Collier, Polk y Lee.

De acuerdo a la oficina del gobernador, las llamas en el condado Collier, el más afectado por el fuego y en donde se emitió una orden de evacuación a por lo menos 6.000 casas, han sido contenidas al 50 por ciento.

En este condado, en el que el incendio iniciado la tarde del jueves arrasó unos 5.500 acres (unas 2.200 hectáreas) y devoró 9 hogares, las ordenes de evacuación han sido levantadas, tras el trabajo de los bomberos y la ayuda de las lluvias.

En el condado Polk, el fuego que devoró 700 acres (283 hectáreas) ha sido reducido en el 75 %, de acuerdo al gobernador.

Florida está afrontando una temporada especialmente dura en términos de incendios forestales, con 32 escenarios activos de fuego hasta la fecha que han arrasado más de 29.000 acres (unas 11.700 hectáreas), de acuerdo a las últimas cifras del Servicio Forestal de este estado.

Uno de los últimos de estos incendios ocurrió el pasado 5 de abril en el condado de Broward, al norte de Miami, que consumió por lo menos 7.000 acres (2.835 hectáreas) y obligó al desalojo de un parque natural de los Everglades.

Según el comisionado de Agricultura de Florida, Adam Putnam, se trata de la temporada más activa de incendios desde el año 2011.