7 de diciembre
Miércoles
Poco nublado con tormentas
23°
31°
Jueves
Lluvioso
21°
27°
Viernes
Lluvioso
21°
26°
Sábado
Mayormente nublado
19°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
sábado 9 de julio de 2016, 12:13

Las "gloriosas mujeres" que compartieron con el Papa en su visita al Bañado

VIDEO- Doña Asunción y doña Francisca recuerdan aún con gran emoción el día que Francisco compartió breves minutos con ellas durante su visita al Bañado, que se dio el 12 de julio del año pasado. Ambas compartieron con ULTIMAHORA.COM su historia.

Se cumple un año de la visita del Pontífice al barrio San Juan del Bañado Norte, una zona habitada por personas humildes que, desde hace años, sufren por la crecida del río Paraguay. La mayoría debe dejar sus precarias casas para ir a los refugios mientras esperan que el agua vuelva a bajar.

Aquel 12 de julio de 2015, las emociones estaban a flor de piel, los preparativos habían comenzado meses antes y las horas previas fueron de vigilia, compañerismo, oración, cantos y anhelos de que muchas cosas cambiarían a partir de esa visita.

Llegó el momento y Francisco ingresó por el emblemático pasillo que de un lado solo tiene una gran pared, mientras que del otro lado se encuentran las casas de personas humildes y trabajadoras. Ese día las viviendas se hallaban adornadas y llenas de familiares y amigos, que esperaban ver pasar al máximo representante de la Iglesia católica.

Embed

El Papa siempre alabó a la gloriosa mujer paraguaya y en su visita tuvo la oportunidad de compartir breves pláticas con algunas de ellas. En esa ocasión, en el Bañado, ya casi al final del recorrido por el pasillo, ingresó a la casa de doña Asunción, donde le ofrecieron cocido, sopa, mbeju y mate.

"El Papa me dijo que estaba satisfecho y que por eso solo iba a tomar un mate, porque tenía que llegar para la misa", comentó la mujer, que también recibió un rosario que solo se saca para dormir y ducharse.

El programa El Eco de la Noticia -que se emite en vivo los miércoles desde las 11.00 por www.ultimahora.com- se trasladó hasta el Bañado Norte, en el barrio San Juan, donde hace un año Francisco realizó una multitudinaria misa y sus pobladores recuerdan cada detalle de aquel día.

Allí habló otra de las protagonistas, doña Francisca viuda de Chamorro, quien también compartió su experiencia de la visita papal.

Su caso fue diferente, ya que con mucha anticipación se preparó para ese momento. Aproximadamente un mes antes de la venida del Papa, el párroco local, el sacerdote Ireneo Valdez, le comunicó que sería ella quien estaría sentada al lado del Pontífice durante la misa que se oficiaría en la capilla San Juan.

Francisca, madre de 13 hijos, señala que fue tanta la emoción que lo único que recuerda es que le pidió al Sumo Pontífice que la siga bendiciendo al igual que a su familia. "Él me habló, pero ya casi no recuerdo porque estaba tan emocionada que parecía que me iba subiendo hasta el cielo", indica.

El paso del papa Francisco por el Bañado Norte dejó huellas. Aunque su gente siguió soportando la crecida del río y la marginación, su presencia les fortaleció la fe y les infundió un espíritu de unidad.


APARECEN EN ESTA NOTA